Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Las “buenas” bacterias demuestran el potencial clínico para tratar la colitis ulcerosa, la enfermedad de Crohn

Un nuevo estudio publicado en comunicaciones de la naturaleza demuestra que un consorcio de bacterias diseñó complementar a desaparecidos o las funciones infrarrepresentadas en del microbiome de la colitis inmune-mediada (IBD) crónica imbalanced de los pacientes del síndrome del intestino irritable, prevenida y tratado en ratón humanizado modelan.

El autor mayor del estudio, el Balfour Sartor, el Doctor en Medicina, el profesor de medicina distinguido muy pequeño, la microbiología y la inmunología, codirector del centro multidisciplinario de UNC IBD, dijeron que los resultados son encouraging para uso futuro tratando a los pacientes de la enfermedad de Crohn y de la colitis ulcerosa.

La idea con este tratamiento es restablecer la función normal de las bacterias protectoras en la tripa, apuntando la fuente de IBD, en vez de tratar sus síntomas con los inmunosupresores tradicionales que pueden causar efectos secundarios como infecciones o tumores.”

Balfour Sartor, Doctor en Medicina, estudia al autor mayor y profesor de medicina distinguido muy pequeño, microbiología e inmunología

Los consorcios vivos de las bacterias, llamados GUT-103 y GUT-108, fueron desarrollados por el entusiasmo de la empresa de Biotech global. GUT-103 se comprende de 17 deformaciones de las bacterias que trabajan juntas para proteger y para introducirse. GUT-108 es una versión refinada de GUT-103, usando 11 aislantes humanos relacionados con las 17 deformaciones.

Estas combinaciones permiso que las bacterias tirante en el colon por una extensa cantidad de hora, en comparación con el otro probiotics que no son capaces de la vida en la tripa y pasan a través del sistema rápidamente.

GUT-103 y GUT-108 fueron dados oral a tres veces los ratones “libres de gérmenes” a la semana (ningunas bacterias presentes) que había sido desarrollado y tratado especialmente con las bacterias humanas específicas, creando un modelo humanizado del ratón. Los consorcios terapéuticos de las bacterias trabajados dirigiendo objetivos por aguas arriba, bastante que apuntando un único cytokine para cegar reacciones rio abajo de la inflamación, e inflamación establecida invertida.

“También disminuyó los pathobionts - las bacterias que pueden causar daño - mientras que las bacterias protectoras residentes que se despliegan, y los metabilitos producidos que ascienden reacciones curativas e inmunoreguladores de la mucosa,” Sartor dijo. “Puesto simple - el tratamiento aumentó a los buenes chicos y disminuyó a los chicos malos.”

Debido a los resultados robustos vistos en este estudio, y la necesidad de terapias más alternativas de la enfermedad de Crohn, Sartor quisiera ver GUT-103 y GUT-108 estudiados en juicios clínicas de la fase 1 y 2 en el futuro. Él proyecta continuar su trabajo con el entusiasmo global para explorar más lejos aplicaciones de los consorcios bacterianos.

Source:
Journal reference:

Lelie, D. V. D., et al. (2021) Rationally designed bacterial consortia to treat chronic immune-mediated colitis and restore intestinal homeostasis. Nature Communications. doi.org/10.1038/s41467-021-23460-x.