Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La nueva investigación se centra en la leche de vaca como una fuente posible del mando COVID-19

Fisiológico, la leche contiene los biocomponents que son altamente protectores contra infecciones. A la luz de esto, el grupo de las enfermedades de AGR-149-Infectious en la universidad del departamento de Córdoba de la salud de los animales está haciendo la investigación esa los focos sobre la leche de vaca como una fuente posible del mando Covid-19. Los resultados se han publicado, parcialmente, en las fronteras del gorrón en inmunología.

Esto es posible debido a la “inmunidad cruzada”, y hay ya pruebas de la protección que ofrecen, explicado uno de los investigadores principales, Mari Carmen Borge.

Se ha mostrado que las células inmunes que el animal vacunado genera contra coronavirus bovino son capaces de controlar otros coronaviruses también, por ejemplo SARS-CoV-2, cuáles causan Covid-19”.

Mari Carmen Borge, estudia al investigador principal, universidad de Córdoba

Las arenas de Antonio, investigador principal en el proyecto, hablaron de la semejanza que existe entre Coronavirus bovino (BCoV) y SARS-CoV-2 para explicar la eficacia de esta técnica. “Hay varias estructuras altamente conservadas del virus que son similares en ambos virus. De hecho, ambos pertenecen al género Betacoronavirus. Así, la leche de vaca podía tener una acción que cegaba total o parcial contra SARS-CoV-2”.

De esta manera, estos anticuerpos bovinos podrían neutralizar el virus en la gente que se infecta ya, o ayudar a prevenir la enfermedad en los que no se han vacunado, o que ha sido, sino no haber desarrollado inmunidad.

Así, el objetivo es subir con un suplemento que reforzaría el sistema inmune a través de una preparación de la lechería con un de alto nivel de anticuerpos, ayudando a la infección del mando de sistema con diversos caminos inmunes.

Los animales de los cuales se extrae la leche se han vacunado previamente con las vacunas comerciales de BCoV, así generando niveles de anticuerpos. Sin embargo, el tiempo cuando la leche es la más efectiva está enseguida después de un nacimiento: “entonces el nivel de inmunoglobulina en los aumentos de la leche - qué se llama colostro - pero tiene cierta duración,” las arenas adicionales.

Ahora el reto científico es poder prolongar el período del colostro, y también estudiar cómo asegurar siempre el mismo nivel de anticuerpos en el producto final. Los planes piden él que se comercializará en formato de dósis simple en septiembre. “Para esto, tenemos que reajustar los ciclos de la reproducción de granjas bovinas para mantener siempre un equipo de animales con los altos anticuerpos”, el investigador explicado.

Esta preparación de la lechería, que cualquier persona puede consumir, se ha probado ya en más de 300 personas. Entre ellas, no se ha descubierto ningún proceso serio Covid-19. Tan pronto como vaya en el mercado una prueba de observación será realizada. En todo caso, no será dañino a la salud, y podría convertirse en un recurso natural que proveía de gente cierto nivel de inmunidad.

Hay otros retos tecnológicos: reúna la gestión, los procesos de la higiene, la conservación, el empaquetado, la comercialización, médico, los etc., que hacen esto un proyecto holístico y complejo.

Source:
Journal reference:

Arenas, A., et al. (2021) Bovine Coronavirus Immune Milk Against COVID-19. Frontiers in Immunology. doi.org/10.3389/fimmu.2021.637152.