Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio destapa el mecanismo molecular nuevo de la migración de la célula inmune

En un nuevo estudio, los investigadores de la universidad de Osaka descubrieron un mecanismo molecular nuevo por el cual las células inmunes emigran para luchar lejos infecciones. Estas conclusión pueden ayudar en la comprensión del revelado de ciertos desordenes de la deficiencia inmune y establecer terapias nuevas contra ellos.

Las células inmunes representan un grupo diverso de células. Algunos circulan en la corriente de la sangre y emigran a los tejidos infectados después de recibir señales de tejidos dañados. Otros residen en tejidos para tomar el microbio invasor, emigran a los ganglios linfáticos y activan una inmunorespuesta. Por lo tanto, para funcionar eficazmente, las actividades del sistema inmune confían en las células móviles. Las células inmunes se mueven alrededor de la carrocería vía un proceso de la contracción y de la extensión relanzadas, llamado movimiento de la actomiosina, implicando las proteínas de la miosina. Sin embargo, cómo este proceso de la movilidad de la célula inmune se regula sigue siendo desconocido.

Tan simple como ella suena, la migración de la célula es un proceso altamente regulado y complejo. Muchos pedazos individuales de la célula tienen que venir juntos permitir que las células inmunes se muevan adelante y viajen a los sitios infectados de la carrocería. Los lisosomas son divisiones dentro de las células que se conectan con detectar y metabolismo del alimento, y también se han mostrado para ser implicados en movilidad de la célula. Quisimos entender cómo los lisosomas regulan el proceso de la migración de la célula inmune.”

Takeshi Nakatani, el primer autor del estudio

Los investigadores centrados en un complejo de la proteína en los lisosomas, llamados el complejo de Ragulator. Para entender cómo el complejo de Ragulator regula movilidad de la célula inmune, los investigadores usados aislaron las células dendríticas. Estas células toman a invasores microbianos y los traen a otras células inmunes en ganglios linfáticos para activar una inmunorespuesta. Los investigadores encontraron que cuando el complejo de Ragulator obra recíprocamente con una proteína llamada MPRIP (proteína Rho-que obra recíprocamente de la fosfatasa de la miosina), evita que la proteína MLCP (fosfatasa de la cadena liviana de la miosina) ciegue la fosforilación de las proteínas de la miosina, dando por resultado la contracción de la célula. De este modo, la acción del complejo de Ragulator se puede considerar como “freno-baja”.

Interesante, los investigadores encontraron que las células emigran por los ciclos relanzados de partes sobresalientes de su frente y de la contracción de su trasero, llevando a una carrera útil. Sin embargo, en ausencia del complejo de Ragulator, la contracción de la célula no ocurrió. En experimentos con los animales, los investigadores encontraron que sin el Ragulator complejo, las células dendríticas no pueden viajar del tejido periférico a los ganglios linfáticos, que da lugar a una inmunorespuesta empeorada.

“Éstos son los resultados llamativos que muestran cómo el complejo lysosomal de Ragulator está implicado en la migración de células inmunes además de sus funciones en metabolismo celular. Nuestro estudio reveló un mecanismo molecular nuevo por el cual las células inmunes emigran y sacan una inmunorespuesta apropiada. Estas conclusión podrían ayudar a desarrollar terapias nuevas contra enfermedades autoinmunes así como mejores drogas del vacuna y anticáncer,” dice al autor mayor del estudio Hyota Takamatsu.

Source:
Journal reference:

Nakatani, T., et al. (2021) The lysosomal Ragulator complex plays an essential role in leukocyte trafficking by activating myosin II. Nature Communications. doi.org/10.1038/s41467-021-23654-3.