Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

¿Son las mujeres más probables desarrollar COVID largo?

Los investigadores encontraron diversos grupos de síntomas que persistían después de la enfermedad 2019 (COVID-19) del coronavirus, con la fatiga y niveles más altos IL-6 comunes en mujeres. Los cerca de 75% de los pacientes que trataron eran mujeres, indicando un eslabón entre las hormonas de sexo y la inmunorespuesta.

Una proporción grande de gente que se recupere de COVID-19 sufre de síntomas persistentes incluso seis meses después de la recuperación. La gente ha denunciado fatiga, dolor común, y falta de aire varios meses después de la recuperación. Los estudios estiman que cerca de 10-30% de los pacientes que se recuperan tenga síntomas persistentes los meses después de recuperarse de enfermedad aguda.

El daño directo del órgano, incluyendo la baja del olor, cardiomiopatía, neuropatía, y enfermedad pulmonar intersticial, también se ha observado. Aparte de daño del órgano, dolor por todo la carrocería y la debilitación cognoscitiva del cerebro, o “niebla del cerebro,” también se han denunciado. Tales síntomas crónicos son similares a ésos observados después de otras infecciones virales tales como Zika, SARS-CoV, y chikungunya.

El síndrome central de la sensibilización es un grupo de trastornos crónicos como dolor de cabeza crónico, síndrome de intestino irritable, y fibromyalgia. Se creen para tener procesos fisiológicos compartidos con la inflamación del cerebro y el cambio de los caminos del cerebro y de la médula espinal. Un aumento en cytokines y niveles de los chemokines se ha considerado, similar a eso considerada en COVID-19.

Los investigadores de la clínica de Mayo han estado viendo a pacientes con síntomas persistentes después de COVID-19. En un estudio publicado en el servidor de la prueba preliminar del medRxiv*, denuncian sus conclusión iniciales en 107 pacientes que han tratado para los síntomas persistentes después de recuperarse de COVID-19.

Categorías de síntomas persistentes

Los pacientes incluidos del estudio vistos entre enero y abril de 2021. Los síntomas agudos, ésos que ocurrían en el plazo de cuatro semanas del inicio COVID-19 y ésos que persistían más allá de cuatro semanas, fueron registrados. Todos los pacientes terminaron un cuestionario estándar con respecto síntomas, el tratamiento, y a síntomas en curso. Los cerca de 75% de los pacientes eran mujeres.

Las personas determinaron seis categorías de síntomas persistentes predominantes: fatiga, falta de aire, mialgia, dolor de pecho, dolor de cabeza, y orthostatis (una disminución de la presión arterial sobre incorporarse o el vigente). Más mujeres tenían fatiga, orthostatis, y dolor de pecho, mientras que más hombres tenían dolores de cabeza y falta de aire.

Interleukin-6 (IL-6), un cytokine antiinflamatorio, fue elevado en el 69% de las mujeres (comparadas hasta los hombres del 39%), que correspondieron a la fatiga, a la mialgia, y a los orthostatis crecientes. Estas tres características fueron agrupadas bajo característica central de la sensibilización. Esta característica era predominante en las mujeres (el 80% comparado con el 27% en hombres).

Diferencias basadas en sexo

El estudio de las demostraciones de los pacientes allí es un predominio de las mujeres que buscan el cuidado para los síntomas persistentes después de COVID-19. Tienen generalmente niveles más altos IL-6 que varones y fatiga denunciada como el síntoma más común. Como se sabe para la sensibilización central, más mujeres tenían síntomas similares a la sensibilización central.

La mayor parte de los pacientes habían elevado los niveles IL-6 más de tres meses después de la infección, algo no denunciada antes. Niveles más altos del cytokine se creen para ser la causa primaria de resultados adversos en COVID-19. IL-6 también se ha asociado a muerte en los pacientes COVID-19.

Los niveles más altos IL-6 pueden ser parcialmente responsables de las diferencias del sexo consideradas en los síntomas crónicos COVID-19. Uno de los factores que afectan a la inmunorespuesta total a COVID-19 es sexo. Los hombres parecen tener índices más altos de hospitalización y de muerte. Los estudios han mostrado que los hombres tienen niveles más altos IL-8 e IL-18 que mujeres, pero cuando las mujeres tenían una alta inmunorespuesta más alta, correlacionó positivo con la progresión de la enfermedad.

Los cambios en inmunorespuesta también varían en el ciclo vital de una persona, con la poste-pubertad/las mujeres premenopausal teniendo niveles más altos de cytokines inflamatorios comparados a los hombres. Tales efectos pueden estar debido a las hormonas de sexo.

Los síntomas considerados en pacientes con la sensibilización central son similares a los síntomas considerados después de otras infecciones tales como enfermedad de Lyme y síndrome del poste ICU. En todos estos casos, hay los niveles crecientes IL-6. IL-6 se asocia a la perturbación de la fatiga y del sueño.

El tratamiento de estos síntomas ha estado frustrando generalmente, pues los pacientes tienen varios tales síntomas que incapacitan pero casi ningunas anormalidades en pruebas de laboratorio. La explicación que obliga lo más se cree para ser que el cerebro y la médula espinal llegan a ser más sensibles a los estímulos, reduciendo el umbral para la opinión y magnificando estímulos existentes. Allí también se cree para ser un componente genético a la sensibilización central también tener cierto tipo de personalidad, como la detalle-orientación.

De acuerdo con estas consideraciones, los autores presumen que los genes derechos, la personalidad correcta, y una acción que causa señal de socorro del sistema, como una infección viral u otras formas del trauma como acciones de la cirugía y de vida, pueden llevar a la sensibilización central. Los síntomas duran a menudo más allá de la acción, y puede también haber el revelado de nuevos síntomas. La comprensión de las diversas características de síntomas persistentes puede ayudar mejor a definir opciones del tratamiento.

advertencia *Important

el medRxiv publica los partes científicos preliminares que par-no se revisan y, por lo tanto, no se deben mirar como concluyentes, conduce práctica clínica/comportamiento relativo a la salud, o tratado como información establecida.

Journal reference:
Lakshmi Supriya

Written by

Lakshmi Supriya

Lakshmi Supriya got her BSc in Industrial Chemistry from IIT Kharagpur (India) and a Ph.D. in Polymer Science and Engineering from Virginia Tech (USA).

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Supriya, Lakshmi. (2021, June 08). ¿Son las mujeres más probables desarrollar COVID largo?. News-Medical. Retrieved on July 28, 2021 from https://www.news-medical.net/news/20210608/Are-women-more-likely-to-develop-long-COVID.aspx.

  • MLA

    Supriya, Lakshmi. "¿Son las mujeres más probables desarrollar COVID largo?". News-Medical. 28 July 2021. <https://www.news-medical.net/news/20210608/Are-women-more-likely-to-develop-long-COVID.aspx>.

  • Chicago

    Supriya, Lakshmi. "¿Son las mujeres más probables desarrollar COVID largo?". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20210608/Are-women-more-likely-to-develop-long-COVID.aspx. (accessed July 28, 2021).

  • Harvard

    Supriya, Lakshmi. 2021. ¿Son las mujeres más probables desarrollar COVID largo?. News-Medical, viewed 28 July 2021, https://www.news-medical.net/news/20210608/Are-women-more-likely-to-develop-long-COVID.aspx.