Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La terapia metabólica quetogénica podía trabajar sinérgico con glioblastoma de IDH1-mutant

Un hombre británico que rechazó la asistencia estándar para tratar su cáncer de cerebro ha vivido con el tumor típicamente fatal del glioblastoma que crecía muy despacio después de adoptar una dieta quetogénica, ofreciendo un estudio de caso que los investigadores dicen refleja las ventajas de usar el propio metabolismo de la carrocería para luchar este cáncer determinado agresivo en vez de chemo y de radioterapia.

Publicado recientemente en las fronteras del gorrón en nutrición, el parte es la primera evaluación del uso de la terapia metabólica quetogénica (KMT) sin intervenciones del chemo o de la radiación, en un paciente diagnosticado con el glioblastoma de IDH1-mutant (GBM). La terapia quetogénica es una aproximación alimenticia no tóxica, vista como complementario o alternativo, que utiliza un inferior-hidrato de carbono, la dieta de alto grado en grasas para manejar un alcance de cánceres, incluyendo glioblastoma.

En este caso determinado, el tumor del paciente contuvo una mutación, conocida como el IDH1. Esta mutación se detecta por casualidad y se sabe para perfeccionar supervivencia total. Las conclusión son tan determinado relevantes a otros pacientes cuyos tumores contengan esta mutación, según el profesor de la universidad de Boston de la biología Thomas Seyfried, un co-autor del parte y de un investigador destacado que ha abogado de largo las ventajas del KMT para tratar enfermedad.

Pues GBM, como la mayoría de los cánceres malos, es relacionado en la fermentación para la síntesis de la energía y la supervivencia, la restricción simultánea de combustibles fermentables, tales como glucosa y glutamina, mientras que eleva carrocerías de cetona no-fermentables, ofrece una estrategia terapéutica no tóxica para manejar GBM. Otros estudios serán necesarios probar esta hipótesis en otros pacientes diagnosticados con GBM.”

Thomas Seyfried, co-autor e investigador destacado, profesor de la biología, universidad del estudio de Boston

Los aviones derribados de Glioblastoma cerca de 15.000 personas cada año y siguen siendo en gran parte inmanejables. Mientras que la asistencia estándar ha cambio a las nuevas inmunoterapias, la época de supervivencia mediana de 11 a 15 meses para GBM no ha perfeccionado importante por más de 100 años, según los co-autores.

Varios casos destacados han ilustrado la progresión mortal de GBM. Diagnosticaron a la edad de 80 años con glioblastoma en julio de 2017, y murió al último senador John McCain de los E.E.U.U. en agosto de 2018. LOS E.E.U.U. Senador Edward M. Kennedy vivió por un año después de su diagnosis con GBM, muriendo a la edad de 77 años. Diagnosticaron a la edad de 44 años con GBM en agosto de 2013, y murió al galán Biden, hijo de presidente Joe Biden de los E.E.U.U., en mayo de 2015.

La asistencia estándar actual para GBM implica la resección, la radiación, y la quimioterapia quirúrgicas, que se han mostrado en estudios para dar lugar a toxicidad importante. Sin embargo, las juicios clínicas en grande para las terapias alternativas son difíciles de iniciar, los investigadores destacados para examinar cuidadosamente casos individuales.

Diagnosticaron con glioblastoma en 2014 y evitó la asistencia estándar tradicional y en lugar de otro emprendió al paciente en este caso una dieta quetogénica uno mismo-dirigida -- ciclón en hidratos de carbono y arriba en grasa -- en un esfuerzo de manejar su cáncer.

Los investigadores encontrados “el tumor del paciente continuaron crecer muy despacio durante un período de tres años sin el edema vasogenic previsto hasta el 2017,” según Seyfried y sus co-autores, investigador Purna Mukherjee, Aditya Shivane, Doctor en Medicina de la universidad de Boston, de la confianza de Plymouth NHS del hospital de la universidad, en el Reino Unido, el nutricionista establecido en los Estados Unidos Miriam Kalamian, marrón de José, Doctor en Medicina, de la universidad de Pittsburgh, y de Julio Zuccoli, Doctor en Medicina, de la Facultad de Medicina de la universidad de Drexel

En ese momento, el paciente experimentó “debulking quirúrgico” de su tumor. El espécimen de la patología confirmó la diagnosis de GBM y que el tumor del paciente también contuvo la mutación IDH1.

“Después de cirugía, el paciente continuó con una dieta quetogénica uno mismo-administrada mantener los valores de índice inferiores de la cetona (GKI) de la glucosa, indicativos de ketosis terapéutico,” los investigadores denuncian. “A la luz de la progresión lenta continuada del tumor residual, el paciente intensificó su KMT que comenzaba en octubre de 2018 con la partícula extraña de las técnicas del mindfulness a reducir la tensión. Mientras que la proyección de imagen de resonancia magnética (MRI) muestra la progresión lenta del tumor del intervalo, el paciente sigue siendo activo con una buena calidad de vida a la hora de este parte.” Él ahora está en 82 meses de la diagnosis original.

“Nos sorprendieron descubrir que el KMT podría trabajar sinérgico con la mutación IDH1 para apuntar simultáneamente los dos caminos metabólicos mayores necesarios para impulsar el incremento de GBM,” dijimos a Seyfried. La “glucosa impulsa el camino de la glicolisis, mientras que la glutamina impulsa el camino del glutaminolysis.”

Él agregó: “Ningún tumor, incluyendo GBM, puede sobrevivir sin glucosa y glutamina. Nuestro estudio ha determinado un mecanismo nuevo por el cual una mutación somática detectada actúa sinérgico con un hidrato de carbono inferior, dieta de alto grado en grasas para ofrecer la administración a largo plazo de un tumor cerebral mortal.”

A pesar del interés que obliga en tales estudios de caso individuales, la nota de los co-autores: “No podemos predecir si la reacción terapéutica al KMT considerado en nuestro paciente de GBM también es considerada en otros pacientes semejantemente tratados de GBM. Para esos pacientes de GBM no afortunados bastante haber detectado la mutación espontánea IDH1 en su tumor, la glutamina que apunta las drogas usadas con el KMT será necesaria reducir incremento del tumor.”

Los investigadores observaron que los estudios adicionales que han conducto han mostrado que el alcance simultáneo de la disponibilidad de la glucosa y de la glutamina, usando el KMT y un inhibidor de la cubeta-glutaminase - conocido como 6 diazo-5-oxo-L-norleucine (DON) - puede prolongar importante supervivencia en glioblastomas syngeneic preclínicos en ratones. La investigación anterior ha mostrado que las dietas quetogénicas pueden facilitar el lanzamiento de las drogas terapéuticas de la pequeño-molécula a través de la barrera hematoencefálica sin toxicidad.

Source:
Journal reference:

Seyfried, T. N., et al. (2021) Ketogenic Metabolic Therapy, Without Chemo or Radiation, for the Long-Term Management of IDH1-Mutant Glioblastoma: An 80-Month Follow-Up Case Report. Frontiers in Nutrition. doi.org/10.3389/fnut.2021.682243.