Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La nueva aproximación a la terapia génica utiliza el analgésico común para luchar contra enfermedades genéticas

Los investigadores han desarrollado una nueva aproximación a la terapia génica que se inclina en el acetaminophen común del analgésico para forzar una variedad de enfermedades genéticas en la remisión.

Un papel publicado en remedio de translación de la ciencia describe cómo la técnica nueva trató con éxito la hemofilia del desorden de la coagulación de la sangre y la enfermedad metabólica debilitante conocidas como phenylketonuria, o PKU, en ratones.

La aproximación utiliza un lentivirus benigno a ambos corrige enfermedad-causar mutaciones e insertar un nuevo gen que haga las células de hígado inmunes a los efectos potencialmente tóxicos del acetaminophen. Este último permite a las células tratadas sobrevivir -- y mata lejos a las células no tratadas -- cuando se exponen en varias ocasiones a la medicación sin receta que también es sabida por la marca Tylenol. Esto permite que las células tratadas se multipliquen y crea una mayor porción de células de hígado que son corregidas.

Esta terapia génica se libra de las células de hígado que no tienen un gen terapéutico insertado. Esencialmente estamos envenenando las células no tratadas con exceso de cantidades de Tylenol, una droga accesible que sea utilizada ya por millones de gente a través del globo. El más, la toxicidad potencial del acetaminophen es controlable y no deja daño permanente. Tomar Tylenol para corregir una enfermedad genética es un paseo relativo en el parque, comparado a la quimioterapia intensa y los pacientes de las radioterapias tienen que experimentar antes de que puedan recibir un trasplante de la médula, por ejemplo.”

Markus Grompe, M.D., el autor correspondiente del papel, profesor de la pediatría, y genética molecular y médica, salud de Oregon y Facultad de Medicina de la universidad de la ciencia

La mayoría de las terapias génicas - incluyendo Luxturna, que trata una mutación genética ceguera-que causa y se convirtió en la primera terapia génica aprobada por la FDA para una enfermedad heredada a finales de 2017 - utilizan el virus adeno-asociado, o AAV, para entregar la gen-corrección de las moléculas a la DNA.

Mientras que AAV puede trabajar bien en las células que no repliegan, por ejemplo las células cerebral y del aro, él no es muy acertado en las células que dividen. Por ejemplo, cuando la terapia génica AAV-basada se da a las células de hígado, las células de hígado pueden multiplicar y diluir el efecto de la terapia génica en un cierto plazo. Esto es determinado un problema para tratar enfermedades genéticas en niños, pues las células de niños crecientes duplican más rápidamente que las células adultas.

Para dirigir las limitaciones de la terapia génica actualmente popular del patrón AAV, algunos utilizan una diversa clase de AAV, que se diseña para integrar exacto en los cromosomas. Las terapias génicas que utilizan esta aproximación o el lentivirus, como Grompe y sus colegas hicieron, son más duraderos, y permiten a correcciones genéticas ser pasados conectado mientras que las células dividen.

La aproximación típica a la terapia génica también no puede corregir todas las células, que significa el virus terapéutico debe ser determinado en granes cantidades asegurarse que suficiente células están tratadas para diferenciar terapéutico. Agregando los genes que crean la resistencia de Tylenol en células, este nuevo método de la terapia génica puede ser determinado en las dosis que son alrededor de 10mas de la talla de las terapias actuales de AAV. Y la resistencia de Tylenol puede ser integrada en una variedad de aproximaciones de las terapias génicas - incluyendo AAV, según Grompe.

Hoy, la mayoría de las enfermedades del higado severas se tratan con los trasplantes del hígado. Grompe y sus colegas dijeron que su nueva aproximación a la terapia génica puede reducir la necesidad de trasplantes del hígado, tratar desordenes más genéticos en niños jovenes, y cortar el costo de terapia génica.

El nuevo método de la terapia génica se podría también utilizar para tratar las condiciones genéticas que implican las células de hígado, incluso si una enfermedad no causa síntomas en el hígado.

Los investigadores ahora están adaptando su tecnología, que se ha probado solamente en ratones hasta la fecha, a los primates no humanos y también esperan probarla en células humanas.

Source:
Journal reference:

Vonada, A., et al. (2021) Therapeutic liver repopulation by transient acetaminophen selection of gene-modified hepatocytes. Science Translational Medicine. doi.org/10.1126/scitranslmed.abg3047.