Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los corticosteroides pueden tratar efectivo a los niños que desarrollan un desorden serio después de COVID-19

Los corticosteroides pueden ser un tratamiento efectivo para los niños que desarrollan una condición rara pero seria después de la infección COVID-19.

Éste es el encontrar de un estudio internacional de 614 niños, publicado en New England Journal del remedio, llevado por la universidad imperial Londres.

Todos los niños en el estudio desarrollaron un desorden serio después de la infección COVID-19. Esta condición, llamada multisistema síndrome inflamatorio en los niños (DIVERSOS), se piensa para afectar a 1 en 50.000 niños con la infección SARS-CoV-2.

El nuevo desorden, que también se llama síndrome inflamatorio pediátrico del multisistema temporal se asoció a la infección SARS-CoV-2 (PIMS-TS), afecta a los niños de todas las edades pero es más común en más viejos niños y adolescentes. El desorden ocurre generalmente 2-6 semanas después de la infección con el virus SARS-CoV-2.

La enfermedad es caracterizada por la alta fiebre persistente, acompañada a menudo por dolor abdominal, vomitar, los aros rojos y la erupción roja. Los niños seriamente afectados han desarrollado la inflamación del corazón, con descarga eléctrica y la falla de órganos múltiples.

Afortunadamente, con el tratamiento óptimo la mayoría de niños afectados se ha recuperado bien. Sin embargo, mundial la mayoría de los partes sugieren un índice de fatalidad de 2-4%.

Una preocupación importante ha sido que algunos niños afectados han desarrollado la inflamación de sus arterias que suministran el corazón la sangre (llamada las arterias coronarias), dando por resultado ensanchar de estas arterias. Esto también se sabe para suceso en otra condición llamada enfermedad de Kawasaki.

El nuevo estudio, soportado por el programa del horizonte 2020 de la UE, investigó dos tratamientos iniciales para esta condición: un tipo de esteroide llamó los corticosteroides (tales como prednisolone metílico) y el tratamiento del anticuerpo (llamado inmunoglobulina). Los anticuerpos vienen de sangre humana, y se han mostrado para reducir la inflamación en la carrocería. El estudio también comparó el tratamiento inicial con los esteroides así como la inmunoglobulina.

El estudio implicó centenares de información que cargaba por teletratamiento mundial de los doctores sobre resultados pacientes sobre una base de datos en línea, y no era una juicio controlada seleccionada al azar (véase las notas a los editores).

Los tres tratamientos (inmunoglobulina, inmunoglobulina combinada con los corticosteroides y corticosteroides solamente) dieron lugar a una resolución más rápida de la inflamación, según lo medido por el nivel de una proteína que indica niveles de la inflamación en la carrocería, llamado proteína C-reactiva (CRP).

El CRP bajó por mitad de aproximadamente un día más aprisa en ésos que recibían el tratamiento. No había diferencias sin obstrucción entre los tres tratamientos en el índice de recuperación de la falla del órgano, o progresión a la falla del órgano.

El número de los casos fatales (el 2%) era demasiado bajo habilitar la comparación entre los tratamientos, pero la muerte fue incluido en una evaluación combinada con la falla del órgano, que no encontró ninguna diferencia importante entre los tres tratamientos.

Sin embargo, cuando el análisis fue restringido al 80% de los niños que cumplieron las consideraciones de la Organización Mundial de la Salud para DIVERSO, había pruebas de un más de tarifa reducida del apoyo o de la muerte del órgano en 2 días en ésos que recibían los esteroides solamente como tratamiento inicial, comparado a la inmunoglobulina solamente.

El Dr. Elizabeth Whittaker, uno de los autores del estudio del departamento imperial de la enfermedad infecciosa, y uno de los primeros doctores en el mundo para determinar originalmente esta condición, así como colegas en la universidad imperial y la confianza imperial de NHS de la atención sanitaria de la universidad, dijo: “Encontrar que el resultado es similar para los pacientes trató con los esteroides solos según lo con ésos tratados con los esteroides e inmunoglobulina o inmunoglobulina solamente, sugiere que los esteroides pueden ser una opción más barata y más disponible a la inmunoglobulina. Los corticosteroides están baratos y disponibles por todo el mundo mientras que la inmunoglobulina es costosa, y hay una escasez mundial de ella. Esto es un problema determinado en muchos países del ciclón y del ingreso medio. ”

Sin embargo la tensión de los autores allí es datos escasos para establecer que los tres tratamientos son equivalentes en la prevención de aneurysms de la arteria coronaria. El alrededor 6 por ciento de niños en el estudio sufrió un aneurysm de la arteria coronaria.

El estudio ha sido un ejemplo real de la colaboración internacional y de la buena voluntad de pediatras en muchos países de compartir sus datos y experiencia para permitir a preguntas importantes en cuanto al tratamiento óptimo ser contestado. El nuestro encontrar, ese los tratamientos con la inmunoglobulina, los esteroides o una combinación de ambos agentes todo el resultado en una resolución más rápida de la inflamación (y tenga índices similares de progresión a la falla del órgano o de recuperación de la enfermedad crítica), estará de gran valor a los pediatras mundiales en su tratamiento de niños con este nuevo desorden. Pues la inmunoglobulina es inasequible o en la escasez en muchos países, y es costosa, las conclusión de este estudio pueden proveer de un cierto reaseguro para los que tengan solamente acceso a los corticosteroides, determinado en esos países recursos más limitados.

No obstante es importante observar que nuestro estudio todavía no ofrece una respuesta definitiva si los tratamientos uces de los bajan el riesgo de aneurysms de la arteria coronaria, como los números con esta complicación eran demasiado bajo. El estudio está continuando alistar a pacientes y nuestro análisis posterior previsto con números más grandes de pacientes debe ofrecer respuestas a esta pregunta.”

Profesor Michael Levin, departamento de la enfermedad infecciosa, universidad imperial Londres