Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los niveles de la proteína conectados a salud del corazón podían proteger contra Alzheimer-como daño cerebral

Para el momento en que la gente con la enfermedad de Alzheimer comience a exhibir dificultad que recuerda y que piensa, la enfermedad se ha estado convirtiendo en sus cerebros para dos décadas o más, y su tejido cerebral ha sostenido ya daño. Mientras que progresa la enfermedad, el daño acumula, y sus síntomas empeoran.

Los investigadores en la Facultad de Medicina de la universidad de Washington en St. Louis han encontrado que los niveles de una proteína normal se asociaron a enfermedad cardíaca reducida también protegen contra Alzheimer-como daño cerebral - por lo menos en ratones. Las conclusión, publicadas el 21 de junio en neurona, sugieren eso que aumenta los niveles de la proteína -- conocido como receptor de la lipoproteína de baja densidad (receptor de LDL) -- podía potencialmente estar una manera de reducir o de parar la disminución cognoscitiva.

El descubrimiento del receptor de LDL como objetivo terapéutico potencial para la demencia es asombrosamente puesto que la proteína es mucho más conocida para su papel en metabolismo del colesterol. Statins y PCSK9 inhibidores, dos grupos de drogas prescritas extensamente para la enfermedad cardiovascular, trabajo en parte aumentando niveles de receptor de LDL en el hígado y algunos otros tejidos. No se sabe si afectan a niveles del receptor de LDL en el cerebro.

No hay terapias todavía sin obstrucción efectivas para preservar la función cognoscitiva en gente con la enfermedad de Alzheimer. Encontramos que eso receptor el aumento de LDL en el cerebro fuertemente disminuye el neurodegeneration y que lo protege contra lesión cerebral en ratones. Si usted podría aumentar el receptor de LDL en el cerebro con una pequeña molécula u otra aproximación, podría ser una estrategia muy atractiva del tratamiento.”

David Holtzman, Doctor en Medicina, autor mayor, Andrew B. y Gretchen P. Jones profesor y jefe del departamento de la neurología

La llave a la importancia del receptor de LDL miente en una diversa proteína, APOE, que también se conecta al metabolismo y a la enfermedad de Alzheimer del colesterol. Rico en colesterol en la sangre se asocia al riesgo creciente de enfermedad de Alzheimer, aunque la naturaleza exacta de la asociación sea no entendible.

Durante el revelado largo, lento de la enfermedad de Alzheimer, placas de una proteína llamada amiloide acumule gradualmente en el cerebro. Después de muchos años, otra proteína del cerebro llamó el comienzo del tau que formaba los enredos que llegan a ser perceptibles momentos antes que se presentan los síntomas de Alzheimer. Los enredos son probablemente tóxicos a las neuronas, y su extensión a través del cerebro preve la muerte del tejido cerebral y de la disminución cognoscitiva. Primer Yang Shi autor, doctorado, investigador postdoctoral, y Holtzman mostró previamente que las impulsiones de APOE tau-mediaron la degeneración en el cerebro por microglia que activaba, la dotación porteril celular del cerebro. Una vez que está activado, el microglia puede herir el tejido de los nervios en su celo para limpiar los escombros moleculares.

Niveles más altos de receptor de LDL limitan el daño APOE pueden hacer en parte atando a APOE y degradándolo. Niveles más altos de receptor de LDL en el cerebro, por lo tanto, deben sacar de más APOE las neuronas circundantes flúidas y atenuar el daño incluso más futuro, los investigadores razonaron.

Como parte de este estudio, Shi, Holtzman y colegas incluyendo autor Jason co-mayor Ulrich, doctorado, profesor adjunto de la neurología, ratones estudiados predispuestos para convertirse Alzheimer-como el neurodegeneration porque genético los habían modificado para desarrollar la acumulación del tau en el cerebro, como gente con la enfermedad de Alzheimer y otras formas de la demencia. Los investigadores criaron los ratones del tau con los ratones genético modificados para expresar niveles del receptor de LDL en sus cerebros. El descendiente resultante tenía niveles del receptor de LDL y una propensión de convertirse Alzheimer-como el daño cerebral para el momento en que fueran 9 meses, que es similar a la Edad Media en una persona.

Entonces, los investigadores compararon a los cuatro grupos: ratones normales, ratones del tau, ratones con niveles del receptor de LDL, y ratones del tau con niveles del receptor de LDL. En 9 meses, los ratones normales y los ratones con niveles del receptor de LDL tenían cerebros que observaban sanos. Los ratones del tau tenían atrofia severa del cerebro y daño neurológico. En comparación, los ratones del tau con niveles del receptor de LDL estaban en una forma mucho mejor. Tenían importante menos contracción del cerebro y el daño, sus niveles de ciertas formas del tau y APOE eran importante más inferiores, y su microglia cambio hacia una configuración menos perjudicial de la activación.

“Alzheimer se convierte despacio con fases múltiples, y la fase de la degeneración cuando el tau se está acumulando es cuando los síntomas se presentan y empeoran,” Holtzman dijo. “En términos de calidad de vida para la gente con Alzheimer, éste está una fase en la cual sería grande si podríamos intervenir. Pienso este camino del receptor de LDL es un buen candidato porque tiene un efecto fuerte, y sabemos que puede ser apuntado en otras partes de la carrocería. Esto nos ha motivado en los últimos años para intentar desarrollar programas para modular el receptor de otras maneras.”

Source:
Journal reference:

Shi, Y., et al. (2021) Overexpressing low-density lipoprotein receptor reduces tau-associated neurodegeneration in relation to apoE-linked mechanisms. Neuron. doi.org/10.1016/j.neuron.2021.05.034.