Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El sentido del olfato decreciente entre más viejos adultos es más complejo que creído previamente

El contrario a qué ciencia sugerida una vez, no ha humedecido una más vieja gente con un sentido del olfato decreciente completo la capacidad olfativa para los olores en general él depende simple del tipo de olor. Los investigadores en la universidad de Copenhague alcanzaron esta conclusión después de examinar un grupo grande de más viejos daneses y su opinión de la intensidad de los olores comunes de la comida.

Ese abuelo y abuela no son tan buenos en oler como eran, son una vez algo con quien muchos pueden relacionarse. Y, también se ha demostrado científico. Su sentido del olfato comienza gradualmente a disminuir alrededor de la edad de 55. Hasta ahora, fue creído que su sentido del olfato disminuyó ampliamente con el aumento de edad. Sin embargo, un estudio de la universidad de Copenhague denuncia que ciertos olores de la comida son más afectados que otros.

El departamento de Eva Honnens de Lichtenberg Broge y sus investigadores compañeros de la ciencia de la alimentación ha probado la capacidad de más viejos daneses de percibir olores diarios de la comida. Los investigadores midieron cómo intenso más viejos adultos percibieron diversos olores de la comida, así como cuánto tuvieron gusto de los olores.

Nuestro estudio muestra que el sentido del olfato decreciente entre más viejos adultos es más complejo de creído una vez. Mientras que su capacidad de oler frió la carne, las cebollas y los hongos son marcado más débiles, ellas huelen anaranjados, frambuesa y vainilla del mismo modo que como adultos más jovenes. Así, un sentido del olfato decreciente en más viejos adultos parece bastante específico del olor. Cuál es realmente interesante es que cuánto usted como un olor no es necesariamente relacionado en la opinión del theintensity.”

Eva Honnens de Lichtenberg Broge, investigador, departamento de la ciencia de la alimentación, universidad de Copenhague

Por ejemplo, el tener gusto de parecido ser en gran parte inafectado para la carne frita, las cebollas y los hongos, a pesar de la disminución más grande de la opinión de la intensidad fue considerado para estos olores específicos. También la capacidad de oler el café disminuyó, entre otras cosas, aunque no tuvieron gusto del aroma del café al mismo grado que adultos más jovenes.

Los temas de prueba incluyeron a 251 daneses entre las edades de 60 y 98 y un grupo de mando que consistía en 92 personas entre las edades de 20 y 39.

¿Cuál es la historia?

Los investigadores pueden especular solamente en cuanto a porqué el sentido del olfato decreciente en más viejos adultos parece ser específico de los olores, y porqué, en algunos casos, el tener gusto es en gran parte inafectado. Sin embargo, pueden especular solamente de porqué la disminución de la intensidad era la más pronunciada para la carne, las cebollas y los hongos fritos - las comidas que se refieren como “sabrosas” o umami en naturaleza.

“Esto puede ser debido al hecho de que éstos son los olores comunes de la comida en los cuales la salinidad o el umami es un elemento dominante del gusto. Se reconoce extensamente que salado es el gusto básico más afectado envejeciendo. Desde gusto y olor es fuertemente asociada cuando se trata de la comida, nuestra opinión del aroma se puede perturbar si su opinión de gusto de la salinidad se empeora para comenzar con,” explica a Eva Honnens de Lichtenberg Broge.

Salud y calidad de vida

Los investigadores esperan que sus conclusión se puedan desplegar por ésos que trabajan para perfeccionar las comidas y que cenan experiencias de más viejos adultos. Las figuras muestran que la mitad de ésas sobre 65 admitidos a los hospitales daneses es subalimentada. Lo mismo se aplica a uno en cinco residentes de la clínica de reposo.

Mientras que el sentido del olfato es importante para el apetito estimulante y nuestra serotonina nivela también, según Eva Honnens de Lichtenberg Broge, nuestro estudio demuestra que la sensibilidad de su sentido del olfato no necesita ser decisiva. Para varios de los olores de la comida, el tener gusto del demandado de un olor seguía siendo sin cambios, incluso mientras que su capacidad de percibirlo había disminuido.

“Nuestros resultados muestran que mientras un olor de la comida sea reconocible, su intensidad no determinará independientemente de si usted tiene gusto de él. Así pues, si uno quiere perfeccionar experiencias de la comida de más viejos adultos, es más relevante a la atención de la paga a lo que él goza el comer que es preguntarse sobre qué aromas parecen más débiles a ellos,” concluye a Eva Honnens de Lichtenberg Broge.

El estudio se publica en el valor nutritivo y la preferencia del gorrón científico.

Hechos:

  • El estudio era en el futuro laboratorio conducto del consumidor en la universidad del departamento de Copenhague de la ciencia de la alimentación por Eva Honnens de Lichtenberg Broge, Karin Wendin, Morten A. Rasmussen y Wender Bredie.
  • El estudio implicó a 251 más viejos adultos daneses a partir de cinco diversas regiones. Los temas de prueba fueron envejecidos 60-98. Como grupo de mando, 92 personas entre las edades de 20 y 39 participaron.
  • En vez de usar olores del origen químico, que es común el procedimiento al probar el sentido del olfato, Eva Honnens de Lichtenberg Broge desarrolló un estuche de la prueba incluyendo 14 olores naturales de la comida familiares a partir de vida cotidiana, incluyendo el tocino, cebollas, tostada, espárrago, café, canela, naranja y la vainilla. Los olores fueron hechos sobre todo de los aceites esenciales y presentados a los temas de prueba oliendo los bastones.
  • Los olores de la comida fueron elegidos basaron sobre las comidas y los platos común consumidos que una más vieja gente come a menudo y gozan la mayoría según planes y encuestas sobre de la comida de una compañía danesa del abastecimiento que ofrece la comida para los ancianos.
  • El estudio es parte del proyecto de ELDORADO. El proyecto apunta estudiar cómo los municipios daneses pueden aumentar el deseo de las personas mayores que viven en casa para comer más, para ayudarles para evitar llegar a ser subalimentado. El proyecto de ELDORADO se basa en el departamento de la ciencia de la alimentación y es llevado por Wender Bredie.
Source:
Journal reference:

de Lichtenberg Broge, E.H., et al. (2021) Changes in perception and liking for everyday food odors among older adults. Food Quality and Preference. doi.org/10.1016/j.foodqual.2021.104254.