Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El peaje psicológico del pandémico COVID-19 conectó a actitudes anti-sistémicas y a violencia política

El pandémico COVID-19 es la crisis de salud global más severa del siglo XXI. Mientras que los ambientes denuncian y las órdenes directivas del plan de acción tiende a centrarse en la salud y los aspectos económicos del pandémico, la nueva investigación sugiere que el pandémico también esté desestabilizando el lazo fundamental entre los ciudadanos y el estado.

“El pandémico ha roto nuestra manera de vida normal, generando frustraciones, exclusión social sin precedente, y un alcance de otras preocupaciones,” dijo a Henrikas Bartusevičius, investigador con el instituto de investigación de la paz Oslo y co-autor en un papel publicado en la ciencia psicológica del gorrón. “Nuestras investigaciones muestran que el peaje psicológico de la vida con un pandémico también alimentó antigubernamental y las actitudes antisystemic que ése llevó a la violencia política en varios países.”

Bartusevičius y sus colegas preguntaron a 6.000 adultos de los Estados Unidos, de la Dinamarca, de la Italia, y de la Hungría si y cómo el pandémico COVID-19 había afectado negativo a su salud, finanzas, lazos, y derechas. Pidieron los entrevistados denunciar si aserraban al hilo el descontento con sus sociedades y gobiernos y si los motivaron para empeñar hacia adentro o habían empeñado ya a protestas o a violencia política.

Los resultados de este levantamiento topográfico destaparon asociaciones llamativas entre la carga psicológica de COVID-19 y los sentimientos y los comportamientos altamente disruptivos, incluyendo el uso de la violencia para una causa política. En cambio, la investigación no reveló ninguna correlación constante entre la carga COVID-19 y el estímulo para empeñar a formas pacíficas del activismo.

También nos sorprendieron encontrar que la carga COVID-19 no necesita gatillos adicionales motivar violencia política. Está aparentemente bastante en sus la propio.”

Henrikas Bartusevičius, investigador, instituto de investigación de la paz Oslo

La carga COVID-19 es el peaje psicológico total de la vida con un pandémico. Es la suma total de tensiones del individuo las experiencias de una persona durante un pandémico y las reacciones que los gobiernos tomen contra ella, tal como dimensiones del lockdown, a mandatos de la máscara, y la físico-distancia de órdenes directivas.

Los investigadores encontraron que en los Estados Unidos específicamente, ésos que experimentaban una carga más alta COVID-19 eran también más probables denunciar el combate en violencia durante las protestas y los counterprotests negros de la materia de las vidas. Los lockdowns pandémicos y asociados pudieron haber contribuido a las frustraciones que fueron soltadas en estas acciones, los investigadores dijeron.

“Esto es la primera vez en la era moderna que individualizó altamente democracias occidentales ha hecho frente a un pandémico importante,” dijo la explosión Peterson, investigador de Michael del co-autor en la universidad de Aarhus en Dinamarca. Antes del pandémico, había poco conocimiento sobre a cómo las sociedades responderían o harían frente a tal crisis. “Nuestros presentes uno de la investigación de las primeras pruebas en el potencial disruptivo de pandémicos y de lockdowns asociados,” él dijo.

Los investigadores encontraron diferencias a través de naciones, con los demandados daneses que denunciaban la carga más inferior COVID-19 y los demandados húngaros denunciando el más alto. Sin embargo, no había diferencias notables en los efectos de la carga COVID-19 a través de los cuatro países. Por ejemplo, aunque el danés medio aserrara al hilo cargado menos por el pandémico que demandados en otros países, los daneses que aserraban al hilo cargados las actitudes y los estímulos anti-sistémicos mostrados para la violencia política similar a ésas denunciaron a otra parte.

Los investigadores propusieron varias explicaciones potenciales para porqué los pandémicos pueden llevar al malestar social. El pandémico y los lockdowns han afligido desigual los grupos sociales determinados, las opiniones que producían probables de la injusticia y la cólera que, a su vez, se pueden dirigir contra gobiernos. También, la carga de COVID-19 puede contribuir a la exclusión social y a la marginalización mientras que desaparece la vida social normal, que podría aprovisionar de combustible actitudes y los estímulos antisystemic para la violencia política.

Los investigadores concluyeron que tras pandémicos, los programas de la recuperación deben hacer más que preocupaciones de la salud pública y la economía; deben también esforzarse para reparar el lazo entre los ciudadanos y el sistema político.

Source:
Journal reference:

Bartusevičius, H., et al. (2021) The psychological burden of the COVID-19 pandemic is associated with anti-systemic attitudes and political violence. Psychological Science. doi.org/10.1177/09567976211031847.