Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Estudie los partes la incidencia de diversos tipos de descarga eléctrica en los pacientes COVID-19

Un nuevo análisis de la base de datos de pacientes crítico enfermos con la pulmonía relacionada con COVID-19, publicada en el gorrón americano de la cardiología y conducto en el centro médico Hackensack de la universidad meridiana de Hackensack (HUMC), es el primer estudio para denunciar la incidencia de diversos tipos de descarga eléctrica en pacientes con COVID-19. La definición de estos subgrupos puede permitir que la terapia sea adaptada a las causas subyacentes de las anormalidades hemodinámicas.

El estudio mostró la incidencia de la descarga eléctrica cardiogénica en esta población, caracterizada por la fracción inferior de la eyección y el índice cardiaco inferior, para ser el 10 por ciento. Este grupo puede beneficiarse de apoyo inotrópico o mecánico. Otro grupo con la fracción preservada de la eyección pero un volumen cardiaco inferior puede responder al tratamiento de la extensión de volumen. Así, el estudio puede ofrecer mejores aproximaciones terapéuticas a la descarga eléctrica asociada COVID-19.

El estudio es autor de la nota que los pacientes con COVID-19 y falla respiratoria con frecuencia desarrollan descarga eléctrica, algunos de los cuales es cardiogénico, una condición peligrosa para la vida en la cual el corazón no pueda bombear suficiente sangre para cubrir las necesidades de la carrocería.

Los mecanismos potenciales del daño del miocardio en COVID-19 incluyen el daño directo debido a la infección viral, consecuencias de la inmunorespuesta a COVID, isquemia, dysregulation del sistema de la renina-angiotensina, de un sistema de la hormona que regule la presión arterial, el líquido y los electrólitos, y de la disfunción endotelial coronaria, un tipo de enfermedad de la arteria coronaria no-obstructora.

HUMC estableció una base de datos anticipada completa de los pacientes admitidos con COVID-19 que comenzaba el 2 de marzo de 2020, incluyendo datos demográficos, características clínicas, valores del laboratorio, y resultados clínicos (la base de datos del mundo real). De esa base de datos, determinaron a los pacientes con descarga eléctrica.

Ésos chocan a los pacientes que hicieron los ecocardiogramas realizar fueron determinados y revisado, con la medición de la fracción de la eyección (EF, el porcentaje de la sangre que el corazón expulsa con cada batido, con un valor normal del 60-65 por ciento) y del índice cardiaco (ci, el rendimiento total bombeado por el corazón dividido a la talla de carrocería).

De 1.275 pacientes hospitalizados en HUMC con pulmonía de COVID entre el 2 de marzo y el 31 de mayo de 2020, 215 tenían descarga eléctrica el requerir de los vasopressors de los cuales 156 tenían ecocardiografía para fijar la función y el volumen de recorrido ventriculares. La edad media era 67, la fracción media 59,5 de la eyección, y el índice cardiaco medio 2,40. Dividieron a los pacientes en 4 subgrupos definidos por EF y el ci: 15 tenían ci EF e inferior inferior, 8 tenían ci EF y normal inferior, 55 habían preservado el ci EF e inferior, y 73 habían preservado el ci EF y normal. La mortalidad total del hospital era el 73 por ciento. La mortalidad era la más alta del grupo con índice cardiaco inferior y de la fracción inferior de la eyección en el 87 por ciento.

“Dado los mecanismos potenciales por los cuales COVID-19 puede afectar la función del miocardio, la presencia de fracción inferior de la eyección y de índice cardiaco inferior en este grupo crítico enfermo de pacientes no es asombrosamente,” dijo a Steven M. Hollenberg, M.D., cardiólogo en el corazón y hospital vascular, el centro médico de la universidad de Hackensack, que realizó el análisis y junto con sus colegas escribió el manuscrito.

El índice cardiaco inferior a pesar de la preservación de la fracción de la eyección sugiere underfilling del ventrículo izquierdo en estos pacientes, que pudieron beneficiarse de volumen adicional de la sangre. La evaluación hemodinámica de los pacientes de COVID con descarga eléctrica de los subgrupos específicos puede permitir que la terapia sea adaptada a las causas subyacentes de las anormalidades hemodinámicas se encuentran que.”

Steven M. Hollenberg, M.D., cardiólogo, corazón y hospital vascular, centro médico de la universidad de Hackensack

José E. Parrillo, M.D., silla, corazón y hospital vascular, HUMC, dijo, de “las demostraciones este estudio la capacidad de las bases de datos clínicas de la investigación de contestar a preguntas clínicas importantes sobre los mecanismos posibles y a los mejores tratamientos potenciales para nuestros pacientes con enfermedades serias tales como descarga eléctrica debido a COVID-19.”

“En HUMC nos esforzamos siempre innovar y encontrar diversas modalidades del tratamiento el incluir para que COVID sirva a nuestros pacientes, comunidad y nuestras piezas de personas,” dijo el tanque de Lisa, M.D., director médico, HUMC. “Esto incluye la investigación clínica importante de conducto. Soy orgulloso de los esfuerzos del Dr. Hollenberg y las personas en el corazón y el hospital vascular de entender mejor cómo tratar a pacientes con este virus.”

Source:
Journal reference:

Hollenberg, S. M., et al. (2021) Hemodynamic Profiles of Shock in Patients With COVID-19. American Journal of Cardiology. doi.org/10.1016/j.amjcard.2021.05.029.