Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio encuentra eslabón potencial entre la consumición de la grasa saturada de la carne y del riesgo de la enfermedad cardíaca

Un estudio en más de 100.000 individuos ha encontrado un eslabón potencial entre la consumición de la grasa saturada de la carne y desarrollar enfermedad cardíaca. La investigación preliminar se presenta en el congreso 2021 de salida.

La asociación considerada entre la grasa saturada y el riesgo de la enfermedad cardiovascular en estudios de observación ha sido previamente no entendible; nuestras conclusión son importantes porque ofrecen una explicación posible -; que el lazo puede variar dependiendo de la fuente de la comida. Encontramos que la grasa saturada de la carne se puede asociar a un riesgo más alto que otras fuentes de la comida - en parte porque ésas que consumían una gran cantidad de carne también tenían un índice de masa corporal más alto (BMI) que bajo consumidores.”

El Dr. Rebecca Kelly, autor del estudio, departamento de Nuffield de la salud de la población, universidad de Oxford, Reino Unido

La enfermedad cardiovascular es una causa de cabeza de la muerte y de la incapacidad por todo el mundo. La consumición de cantidades más altas de grasa saturada se conecta a la lipoproteína de baja densidad elevada (LDL) o al colesterol “malo”, que aumenta riesgo de enfermedad cardiovascular. Hay un ciertas pruebas que diversos tipos de comidas ricas en la grasa saturada, determinado carne y lechería, pueden tener asociaciones que difieren con enfermedad cardiovascular. Por lo tanto, este estudio examinado cómo la grasa saturada de las diversas comidas se relaciona con la enfermedad cardíaca isquémica, el recorrido, y la enfermedad cardiovascular total (enfermedad cardíaca y recorrido combinados).

El estudio incluyó a 114.285 participantes BRITÁNICOS del Biobank que estaban libres de enfermedad cardiovascular al inicio del estudio. Los participantes terminaron pedir dietético de las evaluaciones qué comieron el de día antes para estimar su admisión usual de la grasa saturada del total y de la grasa saturada de diversas comidas (e.g lechería y carne). También terminaron un cuestionario detallado de la forma de vida e hicieron muestras de sangre y las mediciones de la carrocería tomar.

Los investigadores rastrearon a los participantes por alrededor 8,5 años usando la información de archivos conectados del hospital y de la muerte para descubrir si desarrollaron enfermedad cardiovascular. Durante el período de la continuación, la enfermedad cardiovascular total, la enfermedad cardíaca, y el recorrido ocurrieron en 4.365, 3.394 y 1.041 participantes, respectivamente.

Los datos eran analizados para fijar si había algunos eslabones entre la admisión de la grasa saturada del total y de la grasa saturada de diversas comidas y de los resultados de la enfermedad cardiovascular. Los análisis explicaron factores múltiples de la forma de vida, socioeconómicos y médicos.

No había asociaciones sin obstrucción entre la grasa saturada del total y los resultados de la enfermedad cardiovascular. Sin embargo, la energía total más alta consumidora del 5% de la grasa saturada de la carne fue asociada al 19% y el 21% elevaron riesgos de enfermedad cardiovascular total y de enfermedad cardíaca, respectivamente - pero las asociaciones no seguían siendo importantes después de BMI que explicaba. Los investigadores también encontraron que las asociaciones de SFA de la lechería con enfermedad cardíaca entraron en la dirección opuesta, pero esta asociación no estaba sin obstrucción después de BMI que explicaba.

El Dr. Kelly dijo: “Nuestros resultados sugieren que las diferencias en BMI puedan ser responsables, en parte, de la asociación entre la enfermedad cardiovascular y la grasa saturada de la carne. No es posible determinar si éste está debido a un impacto específico de la grasa saturada de la carne en BMI o porque ésos con un BMI más alto consumen más carne. Además, es difícil desenredar completo si la parte del efecto de la grasa saturada sobre enfermedad cardiovascular puede estar a través de un colesterol más alto de LDL en esta cohorte porque colesterol-bajar uso de la medicación es alto en adultos BRITÁNICOS.”

El Dr. Kelly concluyó: “Recomendamos el seguir del consejo dietético de las pautas para consumir menos el de 10% de energía diaria de la grasa saturada. Nuestras conclusión acentúan la importancia de estudiar las diversas fuentes de la comida de la grasa saturada al examinar riesgo de enfermedad cardiovascular. La investigación adicional es necesaria asegurarse de que estas observaciones no fueron influenciadas por los factores dietéticos o no-dietéticos que no fueron medidos en este estudio.”