Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La voz del molde-madre reduce signos del dolor en niños prematuros

Un bebé nacido tiene que ser separado de sus padres y ser colocado prematuramente a menudo en una incubadora en cuidados intensivos. Por varias semanas, él o ella experimentará los procedimientos médicos rutinarios que pueden ser dolorosos, sin ser relevado por demasiados calmantes farmacéuticos, que son aventurados para su revelado. ¿Tan cómo podemos actuar por el bien del bebé?

Las personas de la universidad de Ginebra (UNIGE), en colaboración con el hospital de Parini en Italia y la universidad del d'Aosta de Valle, observaron que cuando el molde-madre habló a su bebé a la hora de la intervención médica, los signos de la expresión del bebé del dolor disminuyeron y su nivel de la oxitocina - la hormona implicada en la agregación y también conectada a la tensión - creciente importante, que podría atestiguar a una mejor administración del dolor. Estos resultados, ser leído hacia adentro los partes científicos del gorrón, demuestran la importancia de la presencia parental con los bebés prematuros, que se sujetan a la tensión intensa del nacimiento, una presencia que tenga un impacto real en su bienestar y revelado.

Tan pronto como nazcan antes de 37 semanas de gestación, separan de sus padres y se colocan a los bebés prematuros en una incubadora, a menudo en cuidados intensivos. Tienen que experimentar las intervenciones médicas diarias, necesarias mantenerlas activas (intubación, el tubo del muestreo de la sangre, el introducir, etc.), que tienen impactos potenciales en su revelado y duelen a la administración. ¿La dificultad? No es siempre posible relevarlos con los calmantes farmacéuticos, pues los efectos secundarios a corto y largo plazo sobre su revelado neurológico pueden ser importantes. Hay otras maneras de relevar al bebé, tal como embalaje, restricción, soluciones del azúcar o chupar no nutritivo con un pezón.

Sin embargo, por varios años ahora, los estudios han mostrado que la presencia de un molde-madre o de un padre tiene un efecto que calma real sobre el niño, determinado con las modulaciones emocionales de la voz. Esta es la razón por la cual las personas de Desiderio Grandjean, catedrático en la sección de la psicología de la facultad de la psicología y de las ciencias educativas (FPSE) y en el centro suizo para las ciencias afectivas (CISA) del UNIGE, han estado interesadas en el contacto vocal temprano entre el molde-madre y el bebé prematuro, en el impacto de la voz del molde-madre en la administración del dolor resultando de las prácticas rutinarias necesarias para la continuación de los bebés, y en los mecanismos psicológicos y cerebrales que estarían implicados.

Incluyendo el molde-madre en el pinchazo del talón

Para probar esta hipótesis, los científicos siguieron a 20 bebés prematuros en el hospital de Parini en Italia y pidieron que el molde-madre estuviera presente durante el análisis de sangre diario, que es hecho extrayendo algunas gotas de la sangre del talón.

Nos centramos este estudio en la voz maternal, porque en los primeros días de vida es más difícil que el padre esté presente, debido a las condiciones de trabajo que no dan un plazo siempre de días libres.”

El Dr. Manuela Filippa, grupo del investigador, de Desiderio Grandjean y primer autor del estudio

El estudio conducto en tres fases durante tres días, teniendo en cuenta la comparación: una primera inyección fue tomada sin el molde-madre que era presente, un segundo con el molde-madre que hablaba con el bebé y un tercero con el molde-madre que cantaba con el bebé. La orden de estas condiciones cambiadas aleatoriamente. “Para el estudio, el molde-madre comenzó a hablar o cantando cinco minutos antes de la inyección, durante la inyección y después del procedimiento”, dice al investigador de Ginebra. También medimos la intensidad de la voz, de modo que revistiera ruido circundante, pues los cuidados intensivos son a menudo ruidoso debido a los ventilations y a otros aparatos médicos.

Signos de la expresión del dolor reducidos importante

Primero, el equipo de investigación observado si el dolor del bebé disminuyó en presencia del molde-madre. Para hacer esto, utilizaron el perfil infantil prematuro del dolor (PIPP), que establece una rejilla de la codificación entre 0 y 21 para las expresiones faciales y los parámetros fisiológicos (latido del corazón, oxigenación) atestiguando a las sensaciones dolorosas del bebé. “Para cifrar el comportamiento de bebés prematuros, filmamos cada análisis de sangre y juzgamos los vídeos “persianas”, por los personales entrenados, sin sonido, para no saber si el molde-madre estaba presente o no”, observamos a Desiderio Grandjean.

Los resultados son importantes: el PIPP es 4,5 cuando el molde-madre está ausente y cae a 3 cuando el molde-madre habla con su bebé. “Cuando el molde-madre canta, el PIPP es 3,8. Esta diferencia con la voz hablada se puede explicar por el hecho de que el molde-madre adapta sus entonaciones vocales menos a lo que ella percibe en su bebé cuando ella canta, porque ella está de una manera obligada por el estructura melódica, que no es el caso cuando ella habla”, acentúa al profesor de Ginebra.

La voz maternal induce un aumento en oxitocina

Los científicos entonces observaban qué cambia en el bebé cuando oye a su molde-madre hablar. “Giramos rápidamente a la oxitocina, la supuesta hormona de la agregación, que los estudios anteriores han conectado ya para esfuerzo, separación de figuras de la agregación y el dolor”, explica al Dr. Manuela Filippa. Usando una muestra sin dolor de la saliva antes de que el molde-madre hablara o cantara y después de que el pinchazo del talón, el equipo de investigación encontró que los niveles de la oxitocina subieron a partir de 0,8 picograms por mililitro a 1,4 cuando el molde-madre habló. “En términos de oxitocina, ésta está un aumento importante”, ella dice.

Estos resultados muestran el impacto positivo de la presencia del molde-madre cuando los bebés prematuros experimentan procedimientos médicos dolorosos. “Demostramos aquí la importancia de traer a padres y el niño junto, especialmente en el contexto delicado de los cuidados intensivos”, Manuela Filippa acentúa. “Además, los padres desempeñan un papel protector aquí y pueden actuar y aserrar al hilo implicado en la ayuda de su niño estar tan bién como posible, que fortalece las ligazones esenciales de la agregación que se toman para concedido en un nacimiento del completo-término”, concluye a Desiderio Grandjean.

Source:
Journal reference:

Filippa, M., et al. (2021) Maternal speech decreases pain scores and increases oxytocin levels in preterm infants during painful procedures. Scientific Reports. doi.org/10.1038/s41598-021-96840-4.