Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Un entrehierro genético global de la vigilancia para SARS-CoV-2

La vigilancia Genomic es esencial antes, durante, y después de un brote infeccioso conducir y ejecutar intervenciones de la salud pública. Sin embargo, hay diferencias llamativas en la intensidad espacial y temporal de la vigilancia genomic por todo el mundo.

Ahora un nuevo estudio asentado al servidor de la prueba preliminar del medRxiv* ofrece una perspectiva en las disparidades globales que rodean la vigilancia genomic SARS-CoV-2, sus causas y consecuencias, y las soluciones posibles para maximizar el impacto del genoma el patógeno que ordena para los esfuerzos en salud pública.

Estudio: Disparidades globales en la vigilancia genomic SARS-CoV-2. Haber de imagen: Mil millones fotos/Shutterstock
Estudio: Disparidades globales en la vigilancia genomic SARS-CoV-2. Haber de imagen: Mil millones fotos/Shutterstock

COVID-19 es causado por un virus del ARN, el coronavirus 2 (SARS-COV-2) de la neumonía asiática. Los virus del ARN experimentan altas mutaciones y acumulan cambios genéticos a los altos regímenes evolutivos. Estos cambios permiten que el virus se adapte a las presiones selectivas inducidas por los antivirals, vacunas, e inmunidad del ordenador principal, llevando a la aparición de variantes virales.

Desde su brote en diciembre de 2019, el SARS-CoV-2 ha emergido tantas nuevas variantes que plantean un riesgo creciente a la salud pública. Las variantes de la preocupación (VOCs) (tales como Alpha/B.1.1.7; Beta/B.1.351; Gamma/P.1; y Delta/B.1.617.2 (y sus linajes de AY del descendiente) tienen rasgos genotípicos y fenotípicos que puedan afectar a los diagnósticos o a la terapéutica, consultar una transmisibilidad más alta, llevar a una severidad más alta de la enfermedad, y permitir escape inmune de las infecciones naturales o de las vacunas. Además, las variantes del interés (VOI) (Eta/B.1.525 incluyendo; Iota/B.1.526; Kappa/B.1.617.1 y; ) La parte Lambda/C.37 algunos rasgos genéticos con VOCs y, por lo tanto, plantea riesgos posibles similares.

La diversidad genética SARS-CoV-2 rastreada en tiempo real permite el determinar de diferencias llamativas en la extensión temporal y espacial del virus por todo el mundo.

Las personas de los biólogos, epidemiólogos, y los biomathematicians, observaban las disparidades en vigilancia genomic durante los primeros 15 meses del pandémico COVID-19.

Vigilancia y resultados Genomic del estudio

El estudio denunció eso que seguía la evolución de VOCs/VOIs, muchos países ha iniciado o escalado encima de la vigilancia genomic, llevando a un número sin precedente de genomas virales en bases de datos público accesibles, con las series del genoma del consenso >2,400,000 depositadas en la alto-producción GISAID, >916,000 que ordenaba grupos de datos, y las series de consenso >969,500 en NCBI el 20 de julio de 2021.

Sin embargo, de los genomas sometidos, los 94% vienen de países con ingresos elevados (HIC) y los solamente 6% de los países inferiores y con ingresos medios (LMICs). Fuera de los 167 países estudiados, 100 países ordenaron el <0.5% de casos confirmados, y solamente 16 países podían a la serie el >5% de sus casos confirmados guardapolvo. A pesar de denunciar un número similar de casos en el HICs y el LMICs (65,3 y 61,2 millones, respectivamente), ordenaron respectivamente 1,81% y 0,11% de sus casos.

Tiempo de vuelta a través de regiones geográficas. Los retrasos entre la colección de la muestra y la presentación del genoma a través de las semanas epidemiológicas (tiempo de vuelta) en diversas regiones, entre el 23 de febrero de 2020 y el 27 de marzo de 2021, sobre la base de meta datos sometieron a GISAID hasta 30 de mayo de 2021.
Tiempo de vuelta a través de regiones geográficas. Los retrasos entre la colección de la muestra y la presentación del genoma a través de las semanas epidemiológicas (tiempo de vuelta) en diversas regiones, entre el 23 de febrero de 2020 y el 27 de marzo de 2021, sobre la base de meta datos sometieron a GISAID hasta 30 de mayo de 2021.

Los investigadores encontraron una correlación negativa moderada entre el semanario que ordenaba porcentajes y la incidencia denunciada COVID-19. Los países tales como Hong Kong, Taiwán, Nueva Zelanda, Australia, e Islandia que guardó la incidencia COVID-19 en los niveles bajos podrían ordenar generalmente una parte elevada de casos.

Analizando la incidencia semanal y los regímenes de secuencia, fue encontrado que para la mayoría del LMICs no es posible ordenar porcentajes altos o aún moderados de los casos (0,1% al 1%) cada semana. Muchos no tienen abiertamente genomas disponibles ni se representan solamente en la vigilancia genomic global debido a los casos asociados a viaje de esas situaciones y que son ordenados en el extranjero.

Por otra parte, los países europeos ordenaron alto o porcentajes muy altos de casos, casi sobre una base semanal.

“Desde la detección y la aparición iniciales del VOC B.1.1.7/alfa en el Reino Unido, países a través del mundo han intentado intensificar vigilancia genomic.”

La distribución pública rápida de datos es esencial para la vigilancia genomic que varió grandemente a través de regiones geográficas. Tiempos de apartadero más largos (entre la colección de la muestra y las presentaciones del genoma) podrían resultar de un de los después de razones:  para investigar reinfecciones, escape vaccíneo, entender las últimas dinámicas epidémicas, tipos de investigación que son más lentos que control médico público, los personales escasos del laboratorio, los retrasos en la remesa de muestras y los reactivos, y coordinación y falta pobres de profesionales experimentados.

Para investigar el impacto de factores socioeconómicos en el estado de preparación genomic de la vigilancia SARS-CoV-2 en todo el mundo, los investigadores exploraron un filete de los covariates del país-nivel y su correlación del porcentaje de los casos ordenados COVID-19. Éstos incluyeron gasto en el R&D per capita, el GDP per capita, el índice sociodemográfico, la capacidad genomic establecida de la vigilancia de la gripe, y el gasto de la atención sanitaria. Estos factores socioeconómicos representan obstáculos importantes y dictan la necesidad de esfuerzos de perfeccionar la capacidad genomic en LMICs. Esto prevendrá la aparición y la extensión inadvertidas de variantes.

“Para comenzar, la capacidad diagnóstica necesita ser aumentada, pues el underreporting del caso afecta directamente la capacidad de países de descubrir variantes y sus cambios de la frecuencia.”

De acuerdo con el análisis en este estudio, los investigadores propusieron que los 0,5% umbrales podrían ser logrados ordenando 1 genoma para cada 200.000 habitantes como prueba patrón razonable.

“Basó en datos empíricos y nuestro análisis estadístico, si los laboratorios de la salud pública por todo el mundo utilizan tal prueba patrón para establecer sus límites operativos mínimos para ordenar por lo menos 0,5% de los casos en la alta incidencia (estallido 100 cases/100,000.), con el tiempo de vuelta rápido (días <21), perfeccionaría grandemente nuestra capacidad global de descubrir nuevas variantes y el carril cambia en incidencia variable.”

En conclusión, este estudio ofrece una reseña completa de las configuraciones genomic de la vigilancia SARS-CoV-2 observó por todo el mundo, destacando disparidades en capacidad de la vigilancia en diversas regiones geográficas con respecto al porcentaje de casos ordenados, la frecuencia del muestreo, y el tiempo de vuelta.

Advertencia *Important

el medRxiv publica los partes científicos preliminares que par-no se revisan y, por lo tanto, no se deben mirar como concluyentes, conduce práctica clínica/comportamiento relativo a la salud, o tratado como información establecida.

Journal reference:
Dr. Ramya Dwivedi

Written by

Dr. Ramya Dwivedi

Ramya has a Ph.D. in Biotechnology from the National Chemical Laboratories (CSIR-NCL), in Pune. Her work consisted of functionalizing nanoparticles with different molecules of biological interest, studying the reaction system and establishing useful applications.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Dwivedi, Ramya. (2021, September 01). Un entrehierro genético global de la vigilancia para SARS-CoV-2. News-Medical. Retrieved on November 29, 2021 from https://www.news-medical.net/news/20210901/A-global-genetic-surveillance-gap-for-SARS-CoV-2.aspx.

  • MLA

    Dwivedi, Ramya. "Un entrehierro genético global de la vigilancia para SARS-CoV-2". News-Medical. 29 November 2021. <https://www.news-medical.net/news/20210901/A-global-genetic-surveillance-gap-for-SARS-CoV-2.aspx>.

  • Chicago

    Dwivedi, Ramya. "Un entrehierro genético global de la vigilancia para SARS-CoV-2". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20210901/A-global-genetic-surveillance-gap-for-SARS-CoV-2.aspx. (accessed November 29, 2021).

  • Harvard

    Dwivedi, Ramya. 2021. Un entrehierro genético global de la vigilancia para SARS-CoV-2. News-Medical, viewed 29 November 2021, https://www.news-medical.net/news/20210901/A-global-genetic-surveillance-gap-for-SARS-CoV-2.aspx.