Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El nuevo análisis ofrece la información oportuna en disparidades en confianza vaccínea entre adultos de los E.E.U.U.

Un análisis par-revisado de los datos nacionales de la encuesta sobre los E.E.U.U. de 75.000 adultos muestra, a partir de principios de enero al finales de marzo, un aumento cercano de “18 puntos de porcentaje” de los adultos que han tenido el pinchazo vaccíneo COVID-19 o están dispuestos a hacer lo tienen.

Sin embargo, la creencia que una vacuna no está necesitada también aumentada en más que “5 puntos de porcentaje” entre los adultos que los dijeron no probablemente, o no conseguirá definitivamente vacunada. Las creencias varían dependiendo de la edad de la gente, de la carrera, de la situación socioeconómica y de su geografía.

Las conclusión, acceso abierto publicado hoy en los anales del gorrón del remedio, muestran - particularmente - a eso adultos más jovenes; gente que es negro de los no-Hispanos u otro/carreras múltiples; los de un estado socioeconómico más inferior; y gente que vive en la región del sudeste del país, permanecida lo más menos posible probablemente para haber tenido la vacuna - o queriendo hacer tan de enero a marzo de 2021.

La gente que había tenido previamente COVID-19, o era insegura si ella lo había tenido, era también menos probable preponerse conseguir vacunada.

Total, aunque, la gente que es reacia hacia la vacuna representa solamente el alrededor 10% del público de los E.E.U.U. Quién, según las conclusión de este levantamiento topográfico, citan no confiar en al gobierno (el 40%) o no confiar en la eficacia de la vacuna (el 45%) en cuanto a sus razones de no querer la vacuna.

En cuanto al grupo más grande - ésos que declaraban probablemente por jabbed sino no haber estado tan todavía - él declara razones en cuanto a no tenerlo en cuanto:

  • proyecte esperar y ver (los 55%)
  • preocupación por los efectos secundarios posibles (el 51%),
  • creencia que otras personas la necesitan más (el 36%).

Los resultados ofrecen la información oportuna en disparidades en confianza vaccínea. Y el Dr. Kimberly Nguyen del autor importante de la Facultad de Medicina de la universidad de los penachos, Boston, dice ella espera que los resultados puedan informar y apuntar a esfuerzos de perfeccionar la absorción vaccínea a través de todas las comunidades.

Destacando vacunas como importante para reanudar el trabajo, la escuela, y las actividades sociales es críticas a prevenir la extensión de la incidencia COVID-19 y a traer un extremo al pandémico.”

El Dr. Kimberly Nguyen, autor importante del estudio, Facultad de Medicina, empenacha la universidad

“También, la comunicación al público sobre la necesidad de la vacunación a pesar de una historia de la infección del covid es también importante puesto que sigue siendo incierta si la infección ofrece inmunidad y si es así cuánto tiempo esta protección durar.”

Las vacunas consisten un paso enorme adelante en vencer el pandémico, pero la puesta en vigor acertada de un programa de vacunación depende de su absorción. El 8 de agosto de 2021, 181 millones, o más el de 70% de adultos de los E.E.U.U. envejecidos 18 o más viejo habían recibido por lo menos una dosis de una vacuna COVID-19. Pero estos últimos meses, el régimen de la vacunación de los E.E.U.U. ha retrasado considerablemente a pesar de disponibilidad vaccínea dispersa.

Los estudios anteriores realizados en septiembre y diciembre de 2020, sugerido el solamente 50% de adultos de los E.E.U.U. proyectaron conseguir una vacuna COVID-19 una vez que estaba disponible para ellos.

El Dr. Nguyen y sus co-autores (ms Nguyen, el Dr. Corlin, el Dr. Allen, y el Dr. Chungkin) examinó cambios en la absorción y la buena voluntad vaccíneas de conseguir vacunó por características sociodemográficas y las áreas geográficas del 6 de enero al 29 de marzo de 2021 usando los datos cerco en el pulso del hogar de la oficina del censo de EE. UU. reconocen la participación de 75.000 demandados.

Los resultados mostraron que el recibo por lo menos de una dosis de una vacuna COVID-19 y de un intento definido a conseguir vacunó aumentado a partir del 54,7% a 72,3%. Sin embargo, intento variado:

  • Más viejos adultos eran más probables preponerse conseguir vacunados comparado a ésos envejecidos 18-49 años.
  • Los adultos asiáticos e hispánicos de los No-Hispanos eran más probables conseguir vacunados comparado a los adultos del blanco de los no-Hispanos. Sin embargo, los adultos negros de los no-Hispanos y los adultos de otro/de carreras múltiples eran menos probables conseguir vacunados.
  • Los adultos con menos educación, rentas más inferiores, o ningún seguro médico eran menos probables preponerse conseguir vacunados.

“Además de edad y de diferencias raciales/étnicas en COVID-19 las intenciones vaccíneas, disparidades continúe existir entre poblaciones vulnerables, por ejemplo entre individuos con los niveles inferiores de la educación y de la renta. Ofrecer mensajes sin obstrucción en seguro y eficacia vaccíneos es importante para la absorción cada vez mayor de la vacunación y confianza entre estos grupos,” dijo a Nguyen.

El recibo y el intento de la vacunación aumentaron a partir de principios de enero al finales de marzo a través de todas las regiones geográficas, pero éste continuó ser el más inferior de la región 4 (los estados del sudeste - Alabama, la Florida, Georgia, Kentucky, Mississippi, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Tennessee) comparada al resto de las regiones.

El aumento más alto del intento para tener la vacuna, por un grupo de personas, estaba entre los adultos del negro de los no-Hispanos (un aumento del 30,3 por ciento).

Una “vacunación y un intento más inferiores entre estos estados del sudeste se pueden impulsar por las entregas del acceso, tales como abastecimiento vaccíneo, la disponibilidad de la clínica de la vacunación, falta de priorización de grupos vulnerables, o vacilación vaccínea,” dijo a Nguyen.

Las “maneras potenciales de aumentar el abrigo COVID-19 y el intento vaccíneos incluyen confianza cada vez mayor en vacunas entre grupos vulnerables, la supervisión y la dirección de barreras a la vacunación, la dirección de vacunas a las comunidades vulnerables, el ofrecimiento del transporte libre a los sitios de la vacunación o la apertura de sitios en situaciones más accesibles, y contratando a comunidades para construir confianza y la colaboración. Más esfuerzos son necesarios entender estas diferencias entre estados para determinar las mejores prácticas para perfeccionar la absorción vaccínea.”

Como con toda la investigación, las conclusión de este estudio incluyen limitaciones. Esto incluye que esta muestra potencialmente no pudo ser completo representativa de la población general del adulto de los E.E.U.U.

Source:
Journal reference:

Nguyen, K. H., et al. (2021) Changes in COVID-19 vaccination receipt and intention to vaccinate by socioeconomic characteristics and geographic area, United States, January 6 – March 29, 2021. Annals of Medicine. doi.org/10.1080/07853890.2021.1957998.