Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El hígado puede desempeñar un papel dominante en el inicio o la progresión de la enfermedad de Alzheimer

La proteína amiloidea hecha en el hígado puede causar el neurodegeneration en el cerebro, según un nuevo estudio en la biología del gorrón PLOS del abierto-acceso, por Juan Mamo de la universidad de Curtin en Bentley, Australia, y colegas. Puesto que la proteína es probablemente un contribuidor dominante al revelado de la enfermedad de Alzheimer (AD), los resultados sugieren que el hígado pueda desempeñar un papel importante en el inicio o la progresión de la enfermedad.

Los depósitos de amiloide-beta (Uno-beta) en el cerebro son uno de los sellos patológicos del ANUNCIO y se implican en el neurodegeneration en los modelos humanos del paciente y animales de la enfermedad. Pero Uno-beta está también presente en órganos periphereral, y los niveles de sangre de correlativo Uno-beta con carga amiloidea cerebral y la disminución cognoscitiva, mencionando la posibilidad que produjo periféricamente uno-beta pueden contribuir a la enfermedad. La prueba de esa hipótesis ha sido difícil, puesto que el cerebro también produce Uno-beta, y la distinción de la proteína de las dos fuentes es desafiadora.

En el estudio actual, los autores superaron ese reto desarrollando un ratón que produce uno-beta humano solamente en células de hígado. Mostraron que la proteína fue llevada hacia adentro la sangre por las lipoproteínas triglicérido-ricas, apenas como está en seres humanos, y pasada de la periferia en el cerebro. Encontraron que los ratones desarrollaron el neurodegeneration y la atrofia del cerebro, que fue acompañada por la inflamación y la disfunción neurovasculares de capilares cerebrales, ambos observaron común con la enfermedad de Alzheimer. Los ratones afectados se realizaron mal en una prueba de aprendizaje que depende de la función del hipocampo, la estructura del cerebro que es esencial para la formación de nuevas memorias.

Las conclusión de este estudio indican que derivó periféricamente Uno-beta tiene la capacidad de causar el neurodegeneration y sugerir eso Uno-beta hecha en el hígado es un contribuidor potencial a la enfermedad humana. Si esa contribución es importante, las conclusión pueden tener implicaciones importantes para la enfermedad de Alzheimer de comprensión. Hasta la fecha, la mayoría de los modelos de la enfermedad se han centrado en la superproducción del cerebro de Uno-beta, que imita los casos genéticos raros del ser humano Alzheimer. Pero para la gran mayoría de cajas del ANUNCIO, la superproducción de Uno-beta en el cerebro no es probablemente central a la etiología de la enfermedad. En lugar, los factores de la forma de vida pueden desempeñar un papel más importante, incluyendo una dieta de alto grado en grasas, que pudo acelerar la producción del hígado de Uno-beta.

Los efectos de Uno-beta periférico sobre capilares del cerebro pueden ser críticos en el proceso de la enfermedad, Mamo agregan. “Mientras que otros estudios ahora se necesitan, éste que encuentra muestra que la abundancia de estos depósitos tóxicos de la proteína en la sangre se podría potencialmente dirigir a través de la dieta y de las algunas drogas de una persona que podrían apuntar específicamente el amiloide de la lipoproteína, por lo tanto reduciendo su riesgo o reduciendo la progresión de la enfermedad de Alzheimer.”

Source:
Journal reference:

Lam, V., et al. (2021) Synthesis of human amyloid restricted to liver results in an Alzheimer disease–like neurodegenerative phenotype. PLOS Biology. doi.org/10.1371/journal.pbio.3001358.