Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los investigadores cuantifican el riesgo de niños que sufren resultados severos de malaria

Por primera vez en más de dos décadas, las personas del programa de investigación de la confianza KEMRI-Wellcome y la universidad de Oxford han cuantificado el riesgo de niños que sufrían resultados severos de malaria. Encontraron:

  • reduciendo la transmisión de la malaria por un cuarto partirá en dos el índice de niños que necesitan el cuidado de emergencia para severo, malaria de la vida-threating.
  • Admiten a decenas de miles de niños cada año al hospital con malaria severa. Estas conclusión pueden tener un impacto importante en muchos millares de niños jovenes.
  • La investigación soporta planes de acción actuales de la intervención - centrándose en niños más jovenes - como la estrategia más efectiva para prevenir enfermedad severa de la malaria.
  • Entendiendo y prediciendo la edad-configuración en la cual hospitalizan a los niños bajo diversas fijaciones, los recursos se pueden centrar en los niños con el riesgo más alto de necesitar cuidado de emergencia.

La investigación, publicada en la ciencia, analizada sobre 6000 admisiones de hospital pediátricas a partir de 35 hospitales a través de cada África, pacientes de igualación a las poblaciones donde las ocasiones de la infección de la niñez variadas de muy bajo a muy arriba. Buscaron indicadores típicos de la enfermedad severa en niños, incluyendo anemia, síntomas cerebrales, y señal de socorro respiratoria.

El estudio Wellcome-financiado representa el primer análisis cuantitativo del lazo entre los riesgos de la infección de la comunidad y los regímenes de admisión con la malaria por más de 25 años. Los autores denuncian que cuando la transmisión es inferior, más poco de un niño en cada mil necesitará buscar cuidado de emergencia; esto subió a 3-4 niños en cada mil bajo alta transmisión. Cuantificando el régimen en el cual hospitalizan a los niños bajo diversas fijaciones de la transmisión, la investigación permite que los hospitales anticipen la demanda para el cuidado de emergencia pediátrico usando dimensiones de exposición del parásito de la comunidad.

A través de África admiten a decenas de miles de niños cada año al hospital con la malaria severa que plantea una carga pesada en el sistema de la salud. Nuestro apoyo de las conclusión continuó nuestros esfuerzos de reducir los riesgos de la infección en niños bajo cinco años de edad bastante que la preocupación de esto demoraría el revelado de la inmunidad.”

El Dr. Alicia Kamau, colaboración del Instituto-Wellcome de la investigación médica de Kenia en Kenia, y co-primer autor

Las reducciones en la transmisión demorarán probablemente la primera exposición a la malaria en niñez posterior. Había sido temido que la exposición más adelante en vida negaría a niños la oportunidad de desarrollar inmunidad bajo la protección de los anticuerpos maternales heredados, que decaen después de nacimiento. Esto habría podido llevar a resultados más severos para los niños mientras que se reduce la transmisión.

Afortunadamente, mientras que el estudio encontró que los niños admitidos tendidos para ser más viejos en áreas de una transmisión más inferior, ésta eran con mucho más bajo índices totales importante compensados de admisión con malaria severa. En áreas de un riesgo más alto de la infección, la carga de admisiones fue concentrada en niños bajo dos, destacando el impacto de la inmunidad naturalmente detectada a la enfermedad severa, peligrosa para la vida.

A través de todos los tipos de riesgo de la malaria de la comunidad, las admisiones de la malaria eran relativamente infrecuentes después del quinto cumpleaños que confirmaba que eso el alcance bajo-fives sigue siendo la mejor estrategia para prevenir enfermedad severa.

“Ha habido las preocupaciones que con una reducción en la transmisión de la malaria con la intervención llevarían a una inmunidad demorada, cambio la carga de la malaria en más viejos grupos de la misma edad. Nuestros datos muestran que la edad de la malaria severa cambio a más viejos grupos de la misma edad con intensidad decreciente de la transmisión. A pesar de este movimiento a más viejos niños en fijaciones más inferiores de la transmisión, la carga severa total de la malaria sigue siendo restos muy inferiores y severos de la malaria predominante un problema de niños abajo de cinco años de edad.” dice a profesor mayor Bob Snow del autor de la colaboración de la universidad de Instituto-Wellcome-Oxford de la investigación médica de Kenia en Kenia,

La comprensión y el predecir de cambios en la edad-configuración de la carga de la enfermedad es importantes asegurar el mando edad-apuntado centrado en ésos con el riesgo más alto de desarrollar enfermedad clínica. Crucial, el trabajo soporta la continuación de las estrategias apuntadas de la prevención de la infección con el objetivo de prevenir enfermedad peligrosa para la vida entre niños jovenes.

La “cuantificación del lazo entre el riesgo de la infección y los resultados severos de la enfermedad permite que formulemos mejor los planes de acción de la intervención que se apuntan en las áreas correctas, protegen los grupos de la misma edad más vulnerables y maximizan recursos limitados”, dice al Dr. Rob Paton, de la universidad de Oxford, co-primer autor.

Los autores están continuando su colaboración, moviéndose conectado para conducto otros análisis de las admisiones pediátricas de la malaria en la región.