Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La alta adhesión a la dieta mediterránea perfecciona funciones y memoria cognoscitivas

Gente de la edad avanzada que es gorda u obesa con un de alto nivel de la adhesión al coto mediterráneo de la dieta su funcionamiento cognoscitivo e incluso perfecciona sus capacidades después de tres años, según un nuevo estudio.

La dieta mediterránea no sólo tiene efectos beneficiosos para la salud cardiovascular de los que la sigan, pero puede permitir que perfeccionen su memoria y que prevengan o que demoren los efectos del deterioro cognoscitivo conectados con el envejecimiento. Sin embargo, estos efectos beneficiosos no son disfrutados igualmente por todo el mundo, que lleva a preguntar el tipo de intervenciones basadas en recomendaciones dietéticas de adaptarlas a las características individuales de cada persona. Éstos son los resultados principales de un estudio publicado en la nutrición clínica, llevada por los investigadores del grupo de investigación en farmacología y neurología de sistemas integradas y del grupo de investigación en riesgo cardiovascular y de la nutrición del hospital Del Mar de Instituto para la investigación médica (IMIM-Hospital Del Mar) con el grupo en psicología y la salud mental del instituto de investigación biomédico de Bellvitge (IDIBELL) y del hospital de la universidad de Bellvitge, de todo de la fisiopatología del grupo CIBEROBN de la obesidad y de la nutrición. También la parte de la investigación era la universidad de Valencia, la universidad de Rivira i Virgili y la universidad de Navarra.

El estudio siguió a un grupo de 487 voluntarios, prácticamente medio cuyo eran los hombres y las medias mujeres y con una edad media de 65 años, por tres años. Participaron todo en la juicio de PREDIMED-PLUS, un estudio multicentro que participan 23 centros de investigación españoles hacia adentro y que analiza el efecto de la dieta mediterránea tradicional con restricciones enérgicas, ascendiendo actividad física y la intervención del comportamiento, sobre baja de peso y la prevención de enfermedades cardiovasculares. Al principio del estudio, los participantes eran gordos u obesos y encontrados por lo menos tres consideraciones del síndrome metabólico, que incluye la hipertensión, la hiperglucemia, un exceso de la grasa alrededor del combés, niveles bajos del colesterol de HDL y niveles de triglicéridos. El síndrome metabólico es muy común, estando presente hacia adentro cerca de uno en cuatro adultos global, y exige un riesgo más alto de sufrir enfermedad cardíaca, accidentes cerebrovasculares, el tipo-2 diabetes y el deterioro cognoscitivo.

La adhesión perfeccionada a la dieta perfecciona la memoria

Los investigadores analizaban, con las pruebas neurofisiológicas, el estado cognoscitivo de los voluntarios al principio del estudio y un y tres años más tarde. Los investigadores establecieron su funcionamiento con respecto a memoria y otras funciones cognoscitivas, incluyendo la capacidad de tomar decisiones, razonan, atención de la paga, plan o ignoran ciertos impulsos.

Según estudios anteriores, dentro de un período de tres años, la gente con síndrome metabólico que no sigue ningún tipo de intervención, habría visto su disminución global de la cognición por casi 0,4 puntos, y su memoria por 0,1. Sin embargo, con las recomendaciones del estudio, ella registró mejorías sobre de 0,6 puntos en la cognición global y cerca de 0,9 en memoria. Las unidades usadas para medir la cognición se han estandardizado para comparar diversas pruebas neurofisiológicas.

Para el equipo de pacientes, los resultados muestran un enlace directo entre la adhesión a la dieta mediterránea y la mejoría cognoscitiva. La adhesión a una dieta mediterránea baja en calorías fue medida con una encuesta de 17 items que exploran el consumo de aceite de oliva extra-virginal y el número de raciones de la fruta y verdura que comen un día, entre otras materias. Las muescas sobre 11 puntos se consideran una alta adhesión a la dieta mediterránea. Así, para cada punto de la mejoría con respecto a la adhesión a este tipo de dieta, la memoria perfeccionada por .12 punto. Según la investigación, esta mejoría puede ser debido a la baja de peso y al aumento en la actividad física, que también se conecta a una calidad de vida perfeccionada. En este sentido, Rafael de la Torre, uno de los investigadores principales del estudio, dice que esto “es importante, teniendo en cuenta que la gente no puede notar cambios cognoscitivos, sino que ella puede ser más relevante cuando está combinada con mejorías a su calidad de vida”.

Mientras tanto, Fernando Fernández-Aranda, líder del proyecto del IDIBELL y hospital de Bellvitge, dice que los “gracias a este estudio nosotros han establecido las ventajas de la dieta mediterránea más allá de la baja de peso, tal como la memoria o la atención verbal, que se benefician sin obstrucción”.

No todo el mundo tiene las mismas ventajas, según Natàlia Soldevila-Domènech, primer signee del estudio. Las mujeres, la más vieja gente, ésas con un nivel inferior de la educación y ésas con el tipo-2 diabetes obtienen las menos ventajas de seguir la dieta mediterránea. A este respecto, ella dice eso cognoscitivo “a pesar de ver que las mujeres tienen menos mejoría que hombres, estas mejorías ocurrió en todos los participantes. Todo el mundo se beneficia de seguir la dieta mediterránea, apenas más que otras.”

Mientras tanto, los voluntarios con el funcionamiento cognoscitivo más inferior al principio del estudio con respecto memoria y a otras funciones cognoscitivas tienen la menos adhesión a la dieta mediterránea, y las que tienen las menos posibilidades de lograr baja de peso importante. “Quisimos conocer qué voluntarios perdieron el peso y cuáles no lo hicieron, y porqué algunos hizo y algo no lo hizo, desde el punto de vista de la cognición y su comportamiento,” explica Rafael de la Torre. Específicamente, los que al principio del estudio tenían la mejor memoria auditiva, las capacidades más altas de la formulación de planes y de toma de decisión, los tiempos de reacción más inferiores y menos impulsividad, estaban entre el 20% y el 50% más probablemente para lograr la meta del estudio de perder el 8% de su peso durante los tres años. Según la investigación, esto es porque la mayoría de la gente con estas capacidades cognoscitivas tenía una alta adhesión a la dieta mediterránea baja en calorías, que llevó a la baja de peso clínico relevante.

Por estas razones, los autores dicen que los resultados obtenidos deben permitir determinar a los grupos con la mayoría de las dificultades para beneficiarse de estas intervenciones de la forma de vida, para modificar las dimensiones para requisitos particulares y así para hacerlas más fáciles para que adopten las pautas sanas de la vida propuestas, así también ayudando previenen el deterioro cognoscitivo.

El estudio fue financiado por las dependencias nacionales de la investigación, incluyendo el instituto de la salud de Carlos III y el gobierno de Cataluña, así como con los fondos europeos (proyecto de Eat2BeNice).

Source:
Journal reference:

Soldevila-Domenech, N., et al. (2021) Interplay between cognition and weight reduction in individuals following a Mediterranean Diet: Three-year follow-up of the PREDIMED-Plus trial. Clinical Nutrition. doi.org/10.1016/j.clnu.2021.07.020.