Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La inteligencia artificial predice el riesgo de recaída metastática en enfermos de cáncer del pecho

El estudio del AI de la CARRERA conducto por Gustavo Roussy y el Owkin de lanzamiento, como parte del AI para el reto de la salud ordenado por la región del Ile-de-France en 2019, fue presentado como papel ofrecido en ESMO (sociedad europea de la oncología médica). Este estudio muestra que los gracias al análisis de aprendizaje profundo aplicado a las diapositivas digitales de la patología, inteligencia artificial pueden clasificar a pacientes con el cáncer de pecho localizado entre de alto riesgo y poco arriesgado de la recaída metastática en los cinco años próximos. Este AI podía convertirse en un socorro a la toma de decisión terapéutica y evitar así la quimioterapia innecesaria y su impacto en las vidas personales, profesionales y sociales para las mujeres poco arriesgadas. Éste es una de las primeras pruebas del concepto que ilustran la potencia de un modelo del AI para determinar los parámetros asociados a la recaída que el cerebro humano no podría descubrir.

Con 59.000 nuevos casos por año, el cáncer de pecho alinea primero entre cánceres en mujeres, sin obstrucción delante del cáncer de pulmón y del cáncer colorrectal. Es también el cáncer que causa el número más grande de muertes en mujeres, con el 14% de muertes femeninas del cáncer en 2018. los 80% de cánceres de pecho reputan hormona-sensibles u hormona-relacionados. Pero estos cánceres son extremadamente heterogéneos y el cerca de 20% de pacientes recaerán con la metástasis distante.

La CARRERA AI es un estudio retrospectivo que conducto en una cohorte de 1400 pacientes manejados en Gustavo-Roussy entre 2005 y 2013 para (HR+, HER2-) el cáncer de pecho hormona-sensible localizado. Trataron a estas mujeres con cirugía, radioterapia, terapia de la hormona, y quimioterapia para reducir a veces el riesgo de recaída distante.

La quimioterapia no se administra rutinario porque no todas las mujeres se beneficiarán de ella debido a un pronóstico naturalmente favorable. La opción del médico se basa en las consideraciones clinicopatológicas (edad del paciente, talla y agresividad del tumor, de la invasión del ganglio linfático, del etc.) y la decisión a administrar o la quimioterapia no complementaria varía entre los centros de la oncología. Las firmas Genomic existen hoy para ayudar a determinar a las mujeres que se benefician de la quimioterapia, pero la autoridad nacional francesa para la salud les no recomiendan y no son reembolsadas por el seguro médico nacional francés (aunque son incluidas en el filete del reembolso de RIHN), que hace su acceso y uso heterogéneos en Francia.

Gustavo Roussy y Owkin han tomado el reto de proponer un nuevo método que es simple, barato y fácil de utilizar en todos los centros de la oncología como herramienta terapéutica de la toma de decisión. Final, la meta es dirigir a los pacientes determinados como estando en de alto riesgo hacia nuevas terapias innovadoras y evitar la quimioterapia innecesaria para los pacientes poco arriesgados.

En el estudio del AI de la CARRERA, los científicos de los datos de Owkin, conducidos por los médicos de la investigación de Gustavo Roussy, desarrollaron un capaz modelo del AI seguro de fijar el riesgo de recaída con un AUC del 81% para ayudar al médico a determinar el equilibrio de la ventaja/del riesgo de la quimioterapia. Este cálculo se basa en los datos clínicos del paciente combinados con el análisis de las diapositivas histológicas manchadas y digitales del tumor. Estas diapositivas, diario usado en departamentos de patología de los anatomo-patólogos, contienen la información muy rica y decisiva para la administración del cáncer. No es necesario desarrollar una nueva técnica o equipar una plataforma técnica específica. El único equipo esencial es un analizador de la diapositiva, que es un pedazo de equipo común en laboratorios. Como un analizador de la oficina que digitalice el texto, este analizador digitaliza la información morfológica presente en la diapositiva.

Los resultados de este primer estudio de las personas de Owkin y de Gustavo Roussy abren perspectivas fuertes y los pasos siguientes incluyen anticipado validar el modelo en una cohorte independiente de Gustavo exterior tratado los pacientes Roussy. Si los resultados se confirman, con ofrecer la información segura a los clínicos, esta herramienta del AI demuestran ser un socorro valioso a las decisiones terapéuticas.

Source: