Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La situación de la metástasis del cerebro no es al azar, estudio indica

La metástasis del cerebro ocurre cuando el cáncer en una porción de la carrocería se extiende al cerebro. La incidencia del curso de la vida de tales tumores cerebrales metastáticos en enfermos de cáncer está entre 20%-45%, demostraciones de la investigación.

Un nuevo estudio del centro completo del cáncer de USC Norris, parte de remedio de Keck de USC, sugiere que las extensiones del cáncer de la región en al cerebro no puedan ser al azar, pero bastante, es relacionado en donde el cáncer originó en la carrocería.

Descubrimos que diversos tipos de cáncer son más probables aparecer en las partes específicas del cerebro que se extienden por metástasis una vez, indicando que la situación de tumores sigue una configuración distinta.”

Gabriel Zada, Doctor en Medicina, neurocirujano del cerebro y del tumor, remedio de Keck de USC y autor mayor del estudio

Él es también una pieza de USC Norris y director del centro del tumor cerebral de USC.

Zada y los colegas analizaban la situación de los tumores cerebrales causados por cinco tipos comunes de cáncer - melanoma (un tipo de cáncer de piel), pulmón, pecho, renal (riñón) y colorrectal. Descubrieron que el cáncer y el melanoma de pulmón mostraron una probabilidad más alta para que la metástasis esté en los lóbulos frontales y temporales (cuáles se sientan detrás de los oídos). El pecho, renal y los cánceres de colon tenían una propensión más alta a extenderse al dorso del cerebro, tal como el cerebelo y el médula oblonga.

Las conclusión son importantes no sólo porque pueden predecir donde un cáncer específico puede extenderse en el cerebro, pero porque también tienen implicaciones para cómo los tumores cerebrales crecen.

“Puede ser que las células cancerosas tengan la capacidad de adaptarse a los microambientes regionales en el cerebro que permiten que colonicen y que progresen, mientras que otras áreas del cerebro son inhospitalarias a las mismas células,” dijeron a Josh Neman, doctorado, profesor adjunto de la cirugía y fisiología y neurología neurológicas en la Facultad de Medicina de Keck de USC, director científico del centro del tumor cerebral de USC y autor importante del estudio. Él es también una pieza de USC Norris.

Para alcanzar sus conclusiones, los investigadores cerco los datos de pacientes con el cáncer de cerebro metastático tratado usando radiosurgery stereotactic (SRS), una forma como mínimo invasor, apuntada del radiosurgery usada para tratar tumores cerebrales y otras lesiones. El SRS permite que los cirujanos definan los coordenadas de un tumor en el cerebro con exactitud exacta.

Los investigadores utilizaron los coordenadas de SRS a partir de 970 pacientes con aproximadamente 3.200 tumores metastáticos del cerebro que se presentaban de la piel, del pulmón, del pecho, del riñón o de los cánceres de colon tratados en el centro médico de Keck de USC a partir de 1994-2015. Crearon dos modelos matemáticos proféticos para analizar las situaciones exactas de las metástasis del cerebro basadas en los orígenes primarios del cáncer.

Un modelo mostró que las regiones distintas del cerebro eran relativamente susceptibles a ciertos tipos de cáncer; otros ofrecieron la probabilidad de cada cáncer que se extendía por metástasis en ciertas regiones del cerebro. Ambos modelos dieron lugar al aproximado los mismos resultados en cuanto a los cuales las áreas del cerebro eran más probable desarrollar tumores cáncer-específicos.

Los investigadores creen que los resultados del estudio podrían ser útiles en la prevención y el tratamiento eventual de tumores cerebrales.

“Si podemos entender qué factores facilite o ciegue el proceso de la metástasis, tal como ciertos substancias químicas o neurotransmisores en el cerebro, pudo haber una manera de intervenir y evitar que un cáncer se extienda por metástasis en el primer lugar o tratarlo una vez que se ha extendido,” Neman dijo. “De hecho, estamos conducto ya estudios para aprender porqué ciertas áreas del cerebro no son receptivas a ciertas células cancerosas con la esperanza de desarrollar las terapias mejor apuntadas para los pacientes.”

Zada y Neman están utilizando actualmente los datos de este estudio para participar en una juicio internacional que implica sitios múltiples para estudiar más lejos las configuraciones de la metástasis del cerebro basadas en tipo primario del cáncer.

“Nos excitan para ver qué nueva información rendirá este estudio más grande en nuestros esfuerzos de entender y de tratar mejor esta complicación de tan muchos cánceres comunes,” dijimos a Zada.

Source:
Journal reference:

Neman, J., et al. (2021) Use of predictive spatial modeling to reveal that primary cancers have distinct central nervous system topography patterns of brain metastasis. Journal of Neurosurgery. doi.org/10.3171/2021.1.JNS203536.