Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

La dispensación del hydroxychloroquine y del ivermectin en Australia saltó en el primer año de COVID

Australia adoptó una reacción rápida y austera al pandémico de la enfermedad 2019 del coronavirus (COVID-19) cerrando las bandas internacionales, así como poniendo el seguro abajo de lugares y de regiones por periodos de tiempo diversos para parar la transmisión del coronavirus 2 (SARS-CoV-2) de la neumonía asiática en todo el país. Sin embargo, las creencias comunes aprovisionadas de combustible por la celebridad que los endosos causaron una subida temporal en el uso de algunas medicaciones dijeron ayudar a prevenir la infección o a atenuar su severidad.

Un nuevo estudio publicado en el medRxiv* del servidor de la prueba preliminar describe la naturaleza y el fragmento del movimiento en la dispensación de estas medicaciones, así como su resultado eventual.

Estudio: Cambios en la dispensación del remedio propuesto para Re-Purposing en el primer año del pandémico COVID-19 en Australia. Haber de imagen: Selva/Shutterstock.com de Horacio

Fondo

Varias medicaciones fueron propuestas para ser efectivas en la prevención de COVID-19, tratar la infección, y/o la limitación de la progresión de la enfermedad. Entre éstos son las drogas innegable útiles tales como dexamethasone, así como las drogas potencialmente útiles tales como ciertos inhibidores y remdesivir del cytokine.

Ivermectin, una droga antiparásito, el hydroxychloroquine, una droga antimalarial y anti-reumática, y la vitamina D, han sido importunados extensamente, en algunos casos por las celebridades, como siendo altamente efectivos en la prevención COVID-19 y el tratamiento. A pesar de que su seguro y eficacia a este respecto están sin apoyo por juicios bien diseñadas grandes, estas drogas todavía se están prescribiendo a gran escala.

Estudios anteriores de tales tendencias se han centrado principal en áreas con una alta incidencia de COVID-19, tal como los Estados Unidos, en donde rosa de las recetas del hydroxychloroquine de siete veces en marzo de 2020 durante el año pasado.

El estudio actual apuntó explorar cambios en el remedio que prescribía en un área en Australia con una incidencia COVID-19 de menos de 120/100,000 población. Esto significa que un salto en recetas del hydroxychloroquine, por ejemplo, es poco probable ser debido a su uso en la administración real de los casos COVID-19. Bastante, las ocasiones son que está siendo salvada por los pacientes reumáticos para evitar ejecutarse brevemente de él o prevenir COVID-19 en los individuos que piensan estará de ventaja.

El grupo de trabajo clínico nacional de las pruebas COVID-19, que fue fijado para fijar pruebas disponibles y para publicar contínuo directrices actuales sobre la prevención COVID-19 y la administración, emprendió el estudio actual para entender cómo estas drogas se están dispensando desde el comienzo del pandémico en Australia entre marzo d al noviembre de 2020.

Conclusión del estudio

Los investigadores encontraron que todas las medicaciones dispensadas por los doctores de la comunidad subieron por el 20% encima de niveles previstos en marzo de 2020 pero por otra parte cayeron por varios meses. El Azithromycin que dispensaba era más inferior de abril a noviembre de 2020, por cerca de 64.000 dispensings.

Hydroxychloroquine que dispensaba subió por 25.000 en marzo de 2020, o un aumento asombroso 99,4% sobre el nivel previsto, pero por 5.000 en abril de 2020. Después de eso, las recetas de esta droga cayeron tales que el aumento total sobre valores previstos era 9.000 más durante el período del estudio del conjunto. El cerca de 70% del aumento de marzo fueron atribuidos a la acumulación de reservas por los utilizadores existentes, mientras que había sobre 700 nuevos utilizadores durante el período del estudio.

Los nuevos utilizadores en marzo y abril de 2020 eran sobre todo femeninos en el 70% con respecto al 75% durante los mismos meses en el año pasado. Los internistas (GPs) contribuyeron muchos nuevos dispensings adicionales, en el 43% con respecto al 25% el año pasado. Los reumatólogos escribieron el 26% de las recetas en 2020, con respecto al 45% en 2019.

Solamente 16 nuevas recetas para el hydroxychloroquine también contuvieron una receta para el azithromycin durante este período.

Las recetas de Ivermectin subieron entre el mayo a noviembre de 2020, enarbolando en mayo con un aumento del 56% encima de la demanda prevista. Los dispensings aumentaron en un casi 2.000 sobre niveles previstos durante el período del estudio. Casi dos de cada tres recetas estaban por los GPs en 2019 y 2020.

La colquicina que dispensaba subió en marzo, y aumentos más pequeños en junio y septiembre de 2020, sin ninguna diferencia importante sobre el período entero, o nuevos utilizadores.

Calcitriol es una forma de la vitamina D. Esto fue prescrita más a menudo en marzo, junio y septiembre de 2020, con la misma configuración que la colquicina.

Los corticosteroides fueron prescritos menos a menudo en conjunto, con una caída de 77.000 abajo de niveles previstos.

Implicaciones

El estudio actual muestra que el hydroxychloroquine y el ivermectin fueron prescritos más a menudo que preveídos durante el período COVID-19. Esto era especialmente verdad al principio del pandémico en marzo de 2020, cuando todas las drogas común prescritas vieron una subida de recetas por el cerca de 20%. Esto es en parte debido al amontonamiento como resultado de miedo de la escasez de la gente ya usando estas drogas.

La subida de las recetas del GP para el hydroxychloroquine es similar a ésa considerada en los Estados Unidos, en donde los médicos de la atención primaria prescribieron la droga en los niveles más altos décuplos excesivos durante el período pandémico. Esta droga no se sabe para ser efectiva en tratar o la prevención de COVID-19; por lo tanto, el grupo de trabajo recomienda contra su uso.

La administración terapéutica de las mercancías (TGA) en Australia reguló su receta para los nuevos utilizadores el 24 de marzo de 2020, en respuesta a tales recetas injustificables. Un estudio anterior en el mismo país mostró que esa mitad de los nuevos utilizadores de esta droga que habían recibido una receta de sus GPs real tenía una indicación para su uso.

La caída en recetas del azithromycin es probablemente debido a la caída dramática observada en la incidencia de infecciones respiratorias durante este período. Las recetas de Ivermectin subieron más adelante que hydroxychloroquine y persistieron más de largo, probablemente porque fue importunado como preservativo efectivo contra COVID-19 severo solamente a partir de abril de 2020 adelante.

El grupo de trabajo no recomienda Ivermectin tampoco, pues las juicios clínicas todavía están continuando evaluar su eficacia. El aumento relativamente pequeño en recetas indica que algunas personas todavía creyeron en sus efectos preventivos.

Los cambios en las recetas para acumular propósitos pueden crear escaseces donde no hay ninguno, o empeorar los existencias. Hasta ahora, la gente en Australia no ha experimentado escaseces de la droga. Los planes de acción locales y las dependencias reguladoras pueden ayudar a evitar tales acciones durante desorganizaciones de la cadena de suministro, según lo suceso con el pandémico en curso, rápidamente restringiendo las indicaciones para las drogas vulnerables y los médicos que pueden prescribirlos.

Equilibró e informó a la comunicación de las pruebas cambiantes, incluyendo actualizado y el acceso seguro al consejo prueba-informado es necesario disminuir cualquier impacto negativo de la salud relacionado con re-purposing de remedio.”

advertencia *Important

el medRxiv publica los partes científicos preliminares que par-no se revisan y, por lo tanto, no se deben mirar como concluyentes, conduce práctica clínica/comportamiento relativo a la salud, o tratado como información establecida.

Journal reference:
Dr. Liji Thomas

Written by

Dr. Liji Thomas

Dr. Liji Thomas is an OB-GYN, who graduated from the Government Medical College, University of Calicut, Kerala, in 2001. Liji practiced as a full-time consultant in obstetrics/gynecology in a private hospital for a few years following her graduation. She has counseled hundreds of patients facing issues from pregnancy-related problems and infertility, and has been in charge of over 2,000 deliveries, striving always to achieve a normal delivery rather than operative.

Citations

Please use one of the following formats to cite this article in your essay, paper or report:

  • APA

    Thomas, Liji. (2021, October 03). La dispensación del hydroxychloroquine y del ivermectin en Australia saltó en el primer año de COVID. News-Medical. Retrieved on January 22, 2022 from https://www.news-medical.net/news/20211003/Dispensing-of-hydroxychloroquine-and-ivermectin-in-Australia-jumped-in-first-year-of-COVID.aspx.

  • MLA

    Thomas, Liji. "La dispensación del hydroxychloroquine y del ivermectin en Australia saltó en el primer año de COVID". News-Medical. 22 January 2022. <https://www.news-medical.net/news/20211003/Dispensing-of-hydroxychloroquine-and-ivermectin-in-Australia-jumped-in-first-year-of-COVID.aspx>.

  • Chicago

    Thomas, Liji. "La dispensación del hydroxychloroquine y del ivermectin en Australia saltó en el primer año de COVID". News-Medical. https://www.news-medical.net/news/20211003/Dispensing-of-hydroxychloroquine-and-ivermectin-in-Australia-jumped-in-first-year-of-COVID.aspx. (accessed January 22, 2022).

  • Harvard

    Thomas, Liji. 2021. La dispensación del hydroxychloroquine y del ivermectin en Australia saltó en el primer año de COVID. News-Medical, viewed 22 January 2022, https://www.news-medical.net/news/20211003/Dispensing-of-hydroxychloroquine-and-ivermectin-in-Australia-jumped-in-first-year-of-COVID.aspx.