Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Los hábitos del desayuno de los adolescentes afectados por las desigualdades socioeconómicas y del género, estudio encuentran

El desayuno es el primer menú del día y es vital para ofrecer la energía necesaria para comenzar el día escolar. Es, por lo tanto, extremadamente importante, especialmente durante períodos del incremento y del aprendizaje, tal como adolescencia. Sin embargo, un alto porcentaje de la gente joven, los muchachos y las muchachas, no come el desayuno.

Un estudio disponible en el acceso abierto, realizado por los expertos de la facultad de ciencias de la salud en el Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y de la facultad de Manresa de ciencias de la salud en la universidad de Vic - la universidad central de Cataluña (UVic-UCC) analizaba el fragmento al cual los adolescentes faltan el desayuno, concluyendo que los 19% de muchachas y los 13% de muchachos no comen el desayuno.

“Nuestra investigación ha encontrado que los hábitos del desayuno de los adolescentes son afectados por desigualdades socioeconómicas y del género. Además, el riesgo de saltar el desayuno era el 30% más arriba en muchachas y el 28% más arriba en muchachos de las familias perjudicadas comparadas con ésas de fondos más privilegiados”, de Laura conocida Esquius, uno de los autores importantes del estudio así como investigadores del grupo de investigación de FoodLab del UOC (Alicia Aguilar Martínez y Ana Bach Faig) y del grupo de GRESP de UVic-UCC (puerto deportivo Bosque Prous, Helena González Casals, éster Colillas Malet y Albert Espelt).

Los investigadores analizaban los datos cerco de más de 7.000 adolescentes que participaron en el proyecto de DESKcohort, un levantamiento topográfico en social, educación y los problemas de salud y los comportamientos de la salud. El estudio forma la parte de un parte especial sobre las subsidios por enfermedad de comer el desayuno publicadas en los alimentos del gorrón científico, corregidos por las piezas del cuerpo docente en la facultad del UOC de ciencias de la salud, Alicia Aguilar Martínez y Ana Bach Faig.

Los peligros del desayuno que salta

La consumición del desayuno es vital para la energía y una dieta equilibrada, y por lo tanto se considera para ser un componente clave de una dieta sana. El desayuno también se conecta a los efectos positivos sobre el revelado cognoscitivo y un mejor funcionamiento académico en niños, y es así fundamental durante adolescencia. “Es un período dominante para establecer formas de vida sanas y fijar las configuraciones que continuarán en edad adulta”, Bach explicado de la salud.

El desayuno faltante en niñez y adolescencia puede ser un calculador de las formas de vida malsanas conectadas al exceso de peso, a la obesidad y a los desordenes metabólicos. La admisión reducida de la energía y los alimentos pueden aumentar el riesgo de deficiencias alimenticias. La consumición del desayuno, mientras tanto, se conecta a los efectos positivos sobre el revelado cognoscitivo y el funcionamiento académico perfeccionado.

Hay una correlación entre el desayuno faltante y el funcionamiento académico pobre. Para los muchachos y las muchachas, los adolescentes con los resultados medios o pobres son mucho más probables saltar el desayuno, comparado con los que logren buenas pendientes.”

Alicia Aguilar, investigador

El investigador señaló que desayuno que salta para dormir más de largo o porque el tiempo es corto puede también estar una reflexión de otros factores de riesgo que llevan a una forma de vida desorganizada y, así, a mayores riesgos para la salud y el funcionamiento académico.

Recomendaciones adaptadas a las condiciones económicas y al género socioeconómicos

Los autores sostienen eso para prevenir tales desigualdades y animar la consumición sana entre estos grupos de la misma edad, los órdenes públicos deben ser adaptados a las condiciones económicas socioeconómicas de cada familia y tomar en cuenta la perspectiva de género.

La recomendación general en todos los casos es evitar las comidas tramitadas y ultra-tramitadas para el desayuno, eligiendo en lugar de otro las comidas frescas basadas en la dieta mediterránea, tal como fruta, tuercas, cereales sin refinar y productos lácteos fermentados.

“Una amplia gama de estrategias son necesarias animar a adolescentes a comer los desayunos sanos. Éstos pueden incluir políticas comunitarias y alumnos y a las familias dirigidos las dimensiones alimenticias de la educación. Pero deben también ser tratados como apenas uno de los factores para una forma de vida sana, incluyendo una dieta decente, suficiente ejercicio físico y suficientes duermen, además de ser sostenibles a largo plazo”, Laura explicada Esquius de la Zarza.

La correlación entre los factores económicos y sociales y el desayuno de la consumición se debe abordar para asegurarse de que, con independencia de género o de fondo, todos los adolescentes se benefician de dimensiones específicas de animar vivo sano y de evitar que los entrehierros alimenticios y de la salud ensanchen. “Esto pide una aproximación global, pero en el nivel individual de la familia necesitamos asegurarnos de que la comida sana esté disponible, y también que los padres fijaron un buen ejemplo en sus propios hábitos alimentarios”, dijo el puerto deportivo Bosque Prous.

En la escuela, la educación alimenticia constructiva en el plan de estudios, mientras que provee de estudiantes conocimiento, las habilidades y las buenas actitudes, lleva a la adquisición de hábitos alimentarios sanos y a la mayor percatación de la importancia de comer un desayuno sano. “Asesorar en cómo proyectar y preparar el desayuno cuando el tiempo es corto, o la revisión de calendarios y el repaso de la comida ofrecida en las escuelas son otras estrategias sin obstrucción para animar ambientes sanos de la consumición en todos los escenarios de la vida, especialmente en adolescencia” dijo a los autores.

Source:
Journal reference:

Esquius, L., et al. (2021) Social Inequalities in Breakfast Consumption among Adolescents in Spain: The DESKcohort Project. Nutrients. doi.org/10.3390/nu13082500.