Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Interferón beta-1a más el remdesivir no superior al remdesivir solamente en los pacientes hospitalizados COVID-19

Una juicio clínica ha encontrado que el tratamiento con el interferón beta-1a del immunomodulator más el remdesivir antivirus no era superior al tratamiento con el remdesivir solo en adultos hospitalizados con la pulmonía COVID-19. Además, en un subgrupo de pacientes que el oxígeno requerido del alto-flujo, investigadores encontró que el interferón beta-1a fuera asociado a acciones más adversas y a resultados peores. Estas conclusión fueron publicadas hoy en el remedio respiratorio de The Lancet del gorrón.

El estudio, llamado la juicio adaptante 3 (ACTT-3) del tratamiento COVID-19, ocurrió del 5 de agosto de 2020 al 21 de diciembre de 2020. Fue patrocinado y financiado por el instituto nacional de la alergia y de las enfermedades infecciosas (NIAID), parte de los institutos de la salud nacionales.

El interferón beta-1a tiene la misma serie de aminoácido que una proteína natural llamada el interferón beta, que está en una clase de las proteínas llamadas los interferones del tipo 1. Interferones infectados del tipo 1 de la producción de las células normalmente para ayudar al sistema inmune a luchar los patógeno, especialmente virus. El interferón beta tiene propiedades antivirus y antiinflamatorias.

Los estudios de laboratorio han mostrado que la reacción normal del interferón del tipo 1 está suprimida después de la infección con SARS-CoV-2, el virus que causa COVID-19. Además, los estudios anteriores de pacientes hospitalizados con COVID-19 demostrado redujeron la producción de interferón en respuesta a la infección SARS-CoV-2 en muchos pacientes, y esto fue asociada a una enfermedad más severa. Otros estudios de laboratorio y datos clínicos soportaron la hipótesis que el tratamiento con el interferón beta-1a pudo perfeccionar resultados de la salud en gente con COVID-19.

Final, sin embargo, los investigadores ACTT-3 encontraron que el interferón beta-1a más remdesivir no fue asociado a una ventaja clínica comparada al remdesivir solamente en adultos hospitalizados con COVID-19. El resultado primario, tiempo a la recuperación, era lo mismo - un punto medio de 5 días - para los participantes que recibían el interferón beta-1a más remdesivir como para ésos que recibían el remdesivir solamente. La probabilidad de la mejoría clínica en el día 15 también era similar para los participantes en los dos grupos del tratamiento.

Remdesivir fue utilizado mientras que un mando activo en este estudio porque la primera iteración de las juicios de ACTT encontró que el antivirus era superior al placebo en la disminución del tiempo a la recuperación en los adultos hospitalizados con COVID-19.

Las personas de estudio ACTT-3 alistaron a 969 adultos en 63 sitios en los Estados Unidos, el Japón, el México, el Singapur y la Corea del Sur. El sesenta por ciento de los pacientes era blanco, los 17% eran negro, los 9% eran asiáticos, los 1% eran natural indio o de Alaska americano, y los 32% eran hispánicos o Latino. Destinaron los participantes al azar en una índice 1 a 1 para recibir el interferón beta-1a más remdesivir o un placebo más remdesivir. Ni los participantes ni las personas de estudio conocían quién recibía que régimen de tratamiento hasta el final de la juicio.

El 4 de septiembre de 2020, el estudio fue modificado para parar el alistar de participantes con COVID-19 severo que oxígeno requerido del alto-flujo y excluir a la gente que requirió la ventilación mecánica no invasor o invasor. Estos cambios fueron realizados después de que los datos del estudio y la tabla de supervisión del seguro (DSMB) observaran un mayor índice de acciones adversas severas, determinado empeoramiento del estado respiratorio, entre los participantes que requerían el oxígeno del alto-flujo en el alistamiento que recibió el interferón beta-1a comparado a los que no recibieron el interferón beta-1a. Los investigadores ACTT-3 especulan que el interferón pudo haber aumentado la reacción inflamatoria, llevando a una enfermedad respiratoria más severa en estos participantes. Sin embargo, los investigadores observan que este resultado peor se pudo haber influenciado por desequilibrios de la línea de fondo entre el interferón y los grupos de mando.

El interferón subcutáneo beta-1a es una medicación de la esclerosis múltiple manufacturada y comercializada en los Estados Unidos bajo marca Rebif por EMD Serono Inc., el asunto biopharmaceutical de Merck KGaA, Darmstad, Alemania. Remdesivir, también conocido como Veklury, es fabricado por Gilead Sciences, Inc., de la ciudad Foster, California.

Source:
Journal reference:

Kalil, A.C., et al. (2021) Efficacy of interferon beta-1a plus remdesivir compared with remdesivir alone in hospitalized adults with COVID-19: a double-bind, randomised, placebo-controlled, phase 3 trial. The Lancet Respiratory Medicine. doi.org/10.1016/S2213-2600(21)00384-2.