Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Agregando puntos de desempate ARN-inspirados del `' al polímero para prevenir la contaminación plástica

Una vez que se utilizan y se desechan los productos plásticos, pueden retrasarse en los océanos, cerco en “basura grande remienda” y dañando vida marina. Una solución potencial, un polímero biodegradable llamado el polylactide (PLA), no ha vivido hasta ahora completo hasta su promesa, mostrando poco signo de la avería una vez en agua de mar. En un nuevo estudio en el gorrón de la sociedad de substancia química americana, los investigadores se establecieron para abordar esta entrega incorporando puntos de desempate ARN-inspirados al polímero.

Por algunos presupuestos, el plástico convencional puede llevar centenares de años para descomponerse en el océano, pero nadie sabe realmente cuánto tiempo continuará estorbar los mares. Un material del repuesto, PLA, puede ser manufacturado de fuentes naturales, tales como almidón del maíz y de patata. Puede degradar rápidamente bajo condiciones específicas, por ejemplo cuando está abonado, y es de uso frecuente en vajilla y cubiertos abonablees. Sin embargo, los estudios del PLA en agua de mar y en suelo no encontraron ningún signo importante de la degradación después por lo menos de tres años.

Los investigadores han desarrollado varias aproximaciones para hacer el PLA de rápido-degradación, pero éstos tienen desventajas, tales como alteración de las propiedades de material. Resulta que el agua puede romper fácilmente aparte el ARN biológico de la molécula, los gracias a un proceso llamado transesterificación. Así pues, tomando la inspiración de este proceso, Federico Wurm y los colegas quisieron presentar a grupos químicos al PLA para hacerlo más fácil para que el polímero analice en el océano.

Los investigadores agregaron puntos de desempate al PLA durante su síntesis incorporando los sitios del transesterificación similares a ésos encontrados en ARN. Crearon diversas versiones del PLA modificado, conteniendo suficientes de estos sitios para explicar 3-15% de los polímeros. En experimentos, sumergieron las películas de los nuevos PLAs en agua de mar artificial y midieron el cambio en el peso de las películas, así como la baja del ácido láctico, un producto de la degradación del PLA. El polímero con la concentración más alta de los puntos de desempate, el 15%, analizado totalmente al ácido láctico después de dos semanas. Los polímeros con concentraciones más inferiores duraron, y algunos podrían requerir tanto como varios años, calculaban.

Estos resultados mostraron que el régimen de la degradación puede ser adaptado, dependiendo de la cantidad de puntos de desempate en el material. Los usos potenciales no se limitan al PLA, según los investigadores. Agregar puntos de desempate puede apresurar la descomposición de otros polímeros plásticos y hacer una estrategia dominante para prevenir la contaminación marina adicional, escriben.

Source:
Journal reference:

Rheinberger, T., et al. (2021) RNA-Inspired and Accelerated Degradation of Polylactide in Seawater. Journal of the American Chemical Society. doi.org/10.1021/jacs.1c07508.