Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

Recién nacidos que duermen más de largo sin perturbaciones menos probablemente para ser gordos en infancia

Los científicos han sugerido de largo que conseguir suficiente sueño en la noche es vital al tirante sano. Pocos estudios, sin embargo, destacan la necesidad del suficiente sueño durante los primeros meses de la vida. La nueva investigación de investigadores en Brigham y el hospital de las mujeres, Hospital General de Massachusetts y los colaboradores sugiere que los recién nacidos que duermen más de largo y despiertan menos en la noche sean menos probables ser gordos en infancia. Sus resultados se publican en sueño.

Mientras que una asociación entre el sueño y el avance de peso escasos es establecida en adultos y más viejos niños, este eslabón no se ha reconocido previamente en niños. En este estudio, encontramos que no sólo un sueño más corto de la noche, pero más los awakenings del sueño, fue asociado a una probabilidad más alta de los niños que se convertían gorda en los primeros seis meses de la vida.”

Susan resalta, Doctor en Medicina, MPH, co-autor del estudio, médico mayor, división de sueño y de desordenes circadianos, Brigham y el hospital de las mujeres

Para conducto esta investigación, resalte y los colegas observaron a 298 recién nacidos nacidos en el Hospital General de Massachusetts entre 2016 y 2018. Entonces vigilaron sus configuraciones de sueño usando las vigilancias del actigraphy del tobillo -; dispositivos que miden configuraciones de la actividad y del descanso durante días múltiples. Los investigadores extrajeron el valor de tres noches de datos a la una y de marcas de seis meses mientras que los diarios guardados los padres del sueño, registrando los episodios del sueño y de la estela de sus niños.

Para cerco mediciones del incremento, los científicos midieron altura y el peso infantiles y determinaron su índice de masa corporal. Clasificaron a los niños mientras que exceso de peso si se cayeron en o encima del 95.o porcentaje en las cartas del incremento de la Organización Mundial de la Salud.

Notablemente, los investigadores encontraron que apenas una hora adicional de sueño correlacionada con una disminución del 26 por ciento del riesgo de los niños de ser gordos. Además, los niños que despertaron menos en la noche hicieron frente a más poco arriesgado del avance de exceso de peso. Mientras que es no entendible exactamente porqué existe esta correlación, los científicos especulan eso que consigue más sueño ascienden las prácticas que introducen y la autorregulación rutinarias, los factores que atenúan comer excesivamente.

Los investigadores observan que los individuos afroamericanos y las familias de estados socioeconómicos más inferiores eran infrarrepresentados en su grupo de datos. Además, las variables de la confusión, tales como duración de amamantamiento, habrían podido afectar incremento infantil. En el futuro, los investigadores apuntan ampliar este estudio para evaluar cómo las configuraciones de sueño afectan incremento en el plazo de los primeros dos años de vida y determinan los factores claves que median la correlación entre el sueño y el avance de peso. También apuntan evaluar las intervenciones para ascender hábitos sanos del sueño.

“Este estudio subraya la importancia del sueño sano en todas las edades,” dijo Redline. Los “padres deben consultar a sus pediatras en las mejores prácticas de ascender sueño sano, como la custodia de horarios constantes del sueño, ofrecer un espacio oscuro y reservado para dormir, y evitar teniendo botellas en base.”

Source:
Journal reference:

Li, X., et al. (2021) Longitudinal association of actigraphy-assessed sleep with physical growth in the first 6 months of life. Sleep. doi.org/10.1093/sleep/zsab243.