Advertencia: Esta página es una traducción de esta página originalmente en inglés. Tenga en cuenta ya que las traducciones son generadas por máquinas, no que todos traducción será perfecto. Este sitio Web y sus páginas están destinadas a leerse en inglés. Cualquier traducción de este sitio Web y su páginas Web puede ser imprecisa e inexacta en su totalidad o en parte. Esta traducción se proporciona como una conveniencia.

El estudio de relojes internos “abollados” revela porqué los empleados de turno ganan el peso y desarrollan la diabetes

Un estudio de relojes internos “abollados” parece haber proporcionado las pruebas para una teoría en cuanto a porqué la gente que trabaja horas últimas o irregulares es susceptible al avance y a la diabetes de peso. Las altas tasas de empleados de turno ganan el peso y desarrollan la diabetes, que se ha atribuido a un desequilibrio de impedancia entre sus relojes internos y sus horarios, así que los investigadores de la Facultad de Medicina de Perelman en la Universidad de Pensilvania crearon un desequilibrio de impedancia relacionado alterando la función de una molécula dentro de los cerebros de los ratones que acortaron sus ritmos circadianos a partir de la 24 a 21 horas. Estos ratones ganaron más peso, tenían un azúcar de sangre más alto, y hígados más grasos, que fueron corregidos cambiando su ambiente a 21 horas “día.”

Cuando el mundo externo no iguala los ciclos de la carrocería interna, el metabolismo paga el precio. Vimos esto en nuestro estudio, y creemos que suceso éste semejantemente cuando la gente trabaja las horas impares que no alinean con cómo los cuerpos humanos están alambrados.”

Mitchell A. Lazar, Doctor en Medicina, doctorado, el autor mayor del estudio, director del instituto del remedio de Penn para la diabetes, obesidad, y metabolismo, y el profesor de las mercancías de la diabetes y de las enfermedades metabólicas

Publicado hoy en avances de la ciencia, los investigadores llevaron por el apestado y el investigador primario Adlanmerini marino, doctorado, investigador postdoctoral en el laboratorio del apestado, intentó explorar desynchrony circadiano, una teoría en la cual una desorganización o un cambio a una persona natural, reloj interno lleva a los resultados pobres. Los empleados de turno - los que pueden trabajar largases horas, de noche, o con periodos de descanso irregulares entre trabajo - están conforme al, que podría ser porqué él aparece estar en un riesgo más alto para la obesidad, la diabetes, y las enfermedades metabólicas incluyendo tener un hígado que conserve más gordo.

Para explorar tan si desynchrony circadiano es una explicación viable para esto, los investigadores quitaron ciertas moléculas llamadas REV-ERB, que residen en las neuronas de ratones, y parecen controlar el reloj interno de la carrocería, esperándolo alrededor de ciclos de 24 horas. Cuando REV-ERB fue suprimido, hizo los relojes de carrocería del ratón ejecutar áspero tres horas más corto, que los investigadores determinados rastreando su sueño regular/configuración despierta.

Mientras que sus relojes de carrocería se ejecutaron más rápidamente, algunos de estos ratones fueron mantenidos el ciclo de 24 horas de un día típico, con 12 horas de luz y 12 de oscuridad. Esos ratones, cuando en su dieta regular, podían mantener su peso la verificación. Pero cuando estaban dados una dieta con contenidos más altos de la grasa y del azúcar - una dieta no desconocida al americano típico - ganaron más peso y tenían condiciones más adversas, como la diabetes y el hígado graso. Por otra parte, los ratones que tenían REV-ERB pero seguían siendo determinados la dieta de alto grado en grasas y del azúcar no tenían las mismas altas cantidades de resultados pobres.

“Una explicación potencial es que el reloj interno de los ratones que faltaban REV-ERB era el ejecutarse en desacuerdo con el día de 24 horas, que llevó a la tensión metabólica en la carrocería,” Lazar dijo.

Una manera que era “fija” era cuando los investigadores ajustaron el largo del “día” de los ratones en el laboratorio para igualar su reloj interno que funcionaba incorrectamente: días de 21 horas con los ciclos de 10,5 horas de liviano y de oscuro igualar su reloj interno de 21 horas. Cuando suceso esto, los ratones con los relojes alterados estaban no más como susceptibles a los mal efectos de la dieta malsana.

Esa corrección parecía bajar conforme a la teoría desynchrony circadiana: Una vez el reloj interno y el día se alinearon otra vez, metabolismo aparecían operar a su régimen normal, sano.

“Esto puede ser una lección para que cómo prevenga o reduzca obesidad y la diabetes en empleados de turno,” apestado explicado. “Por ejemplo, el cronometraje de las comidas para mejorar el fósforo el propio reloj del empleado de turno podía estar de ventaja. Eso también sería constante con varios estudios en los ratones y la gente que han sugerido que la consumición en los momentos específico del día puede perfeccionar mando y metabolismo de peso.”

Moviéndose adelante, apestado, Adlanmerini, y su sensación de las personas que potencialmente encontrar los biomarkers para los cuales podría ser probado e indicar cómo el reloj interno de una persona se está ejecutando sería llave.

La “información tiene gusto que se podría entonces igualar a las decisiones sobre cuándo comer, mucho como la supervisión del azúcar de sangre puede ayudar a un diabético a entender cuando deben tomar más insulina,” dijo al apestado.